Internacional

- Claudio LUNA

El niño prodigio ya tiene “alas”

Kalle Rovanpera, hijo del ex piloto mundialista Harry Rovanpera, ha llegado a un acuerdo con Red Bull para las próximas temporadas. El finlandés de 16 años ha iniciado el proceso de entrada al WRC.

Se dice, porque aún no hay datos concretos, que el contrato que han firmado Kalle Rovanpera y Red Bull es “gigante”, y no sabemos si en cantidad o calidad, en dinero o en tiempo, lo cierto es que el pequeño gran piloto se ha asegurado su futuro de aquí a unos años.

Rovanpera es un prodigio de piloto desde que tenía corta edad (8 años), y ya tiene en su palmarés el título de campeón de Letonia de Rallyes. Esta temporada está compitiendo en Italia con un coche oficial de Peugeot, un 208 T16 R5 con el que aún no ha conseguido grandes resultados, ya que parece que al joven Kalle le va más patinar sobre tierra que el asfalto.

Tommi Makinen le ha perseguido estos meses para asegurarse que contaría con él cuando cumpliera la edad preceptiva para poder competir en el Mundial de Rallyes, pero ahora, con Red Bull por medio, Kalle irá allá donde la marca de bebidas energéticas esté decorando el coche que sea.

Rovanpera espera debutar en el Mundial a final de año, en el Rallye de Gales, toda vez que no tendrá un permiso especial para estar presente en el de Finlandia, donde él y su entorno, querían iniciar su aventura mundialista.