Rallyes

- J.M. Fernández Pellón

Nacional de asfalto: Admitidos los WRC 1.6

Después de varias semanas de deliberaciones y de estimar los pros y los contras de esta variación reglamentaria, la RFEdeA ha admitido para el Nacional de 2013 los WRC 1.6, los S2000 1.6 T y los nuevos R5.

La publicación del Anuario Deportivo de la Real Federación Española de Automovilismo ha servido para oficializar lo que desde hace tiempo se venía rumoreando: la entrada en escena de los WRC 1.6 y los S2000 1.6 T, también denominados estos últimos RRC. Con esta incorporación, y la lógica de los nuevos R5, el panorama del Nacional de Rallyes se abre aún más, con un amplio abanico de vehículos para competir.

Sin embargo, para igualar las prestaciones de estos vehículos, la RFEdeA ha modificado ligeramente sus especificaciones. Nos referimos a los actuales WRC, cuya brida se ve limitada de 33 a 31 mm, con lo que de este modo se colocan con potencias similares a los S2000 1.6 T (RRC), que llevan en sus motores brida de 30 mm.

Entre otras novedades destaca el incremento de peso de los S1600 que compiten en nuestro campeonato, de 950 a 1.000 kilogramos, cifra que les permitirá reducir sus prestaciones y así poder estar en la línea de los R3T, sus competidores naturales. Esto se refiere, en particular, al Suzuki Swift S1600 y al Citroën DS3 R3T. Por cierto, que la Federación ha abierto la puerta a que los S1600 puedan competir con la propia homologación de esta institución, todo ello para dar entrada a nuevas marcas con este tipo de mecánicas que no estén construidos con la homologación FIA, y, como es el caso de Suzuki, que esta firma pueda construir un nuevo Swift S1600 con la carrocería del nuevo modelo que está actualmente a la venta y la misma mecánica que han tenido hasta ahora los coches de Joan Vinyes y Gorka Antxustegui.

Por último, ha sido establecida una categoría de Grupo N de más de 1.600 cc, de sólo dos ruedas motrices, en la que el Renault Mégane N4 es, por ejemplo, uno de los modelos en liza.