Nacional de Asfalto

- J.M. Fernández Pellón

Miguel Fuster, con un Ford Fiesta R5

El cinco veces Campeón de España de Rallyes, Miguel Fuster tiene muy adelantado competir con un Ford Fiesta R5 en el Nacional de 2018.

Miguel Fuster podría cambiar de marca esta temporada. Tras regresar al Nacional el pasado año de la mano de Renault después de un 2016 en el que disputó tan sólo los Rallyes de Llanes y La Nucía con un Ford Fiesta R5, el de Benidorm, volvería a ponerse a los mandos de un coche de la marca del óvalo.

Fuster lo haría junto a su preparador de los últimos años, RMC Motorsport y su objetivo no sería otro que luchar por el que sería su sexto título nacional. Fuster fue subcampeón en 2014 con un Ford Fiesta R5, el año en el que Sergio Vallejo logró su segundo título nacional en el Rallye de Madrid a los mandos de un Porsche 911 GT3 2010. Al año siguiente Fuster, con un coche similar, logró el que fue su quinto campeonato.

El pasado año fue fichado por Renault para desarrollar el nuevo Clio N5, vehículo con el que acabó segundo en el Rallye de La Nucía, su mejor resultado esa temporada.

De llegar a buen puerto el proyecto de Fuster el piloto alicantino será uno de los favoritos a hacerse con el título nacional, frente a otros R5 como los Hyundai de Iván Ares o Surhayen Pernía.