Rallyes

- Redacción

Mensaje de agradecimiento de Alberto Meira

A través de su departamento de prensa, Alberto Meira, accidentado el pasado sábado durante el Rallye Rías Baixas nos manda un mensaje tranquilizador y de agradecimiento, El gallego se encuentra bien, pero deberá estar en el dique seco un tiempo para recuperarse al cien por cien.

No pudo ser. Alberto Meira se había convertido, por tercer año consecutivo, en el gran protagonista de la cita viguesa del nacional de asfalto, disputado este pasado fin de semana, con dos etapas que tuvieron lugar el viernes 30 y sábado 31 de mayo.

Su formidable ataque desde los primeros kilómetros, ganando tres de los cuatro tramos celebrados, le había permitido liderar la prueba desde el comienzo de la carrera a bordo de su Mitsubishi, terminando la primera etapa en cabeza de la clasificación, por delante de Sergio Vallejo (Porsche) y Miguel Fuster (Ford).

La matinal del sábado planteaba otros seis tramos a disputar, y aunque Vallejo era el más rápido en el primero de ellos, el piloto de Gondomar respondía en el siguiente, afianzando su ventaja al frente de la clasificación y afrontando con optimismo las cuatro cronometradas restantes, en una carrera donde Alberto corre arropado como nunca por la afición.

Desafortunadamente, el séptimo tramo concluía abruptamente para Alberto, al encontrarse con gran cantidad de grava en una curva, totalmente inesperada ya que como reconocían numerosos pilotos consultados “-Esa curva no estaba tan sucia el pasado jueves, cuando realizamos los reconocimientos”. El resultado de esa desgraciada circunstancia es que el vehículo tripulado por Meira y Bañobre impactaba violentamente contra un talud, provocando no sólo daños en el coche, sino que incluso sus ocupantes requiriesen atención médica.

Tras la evaluación médica realizada en el hospital vigués de Nuestra Señora de Fátima, el copiloto Álvaro Bañobre recibió el alta con leves contusiones en la zona cervical y lumbar, mientras que Alberto, aún sin presentar heridas de gravedad, permanecía ingresado para realizar pruebas más exhaustivas. A lunes 2 de junio, Alberto quiere mandar un mensaje tranquilizador a los aficionados: “Los doctores me cuentan que he tenido un traumatismo torácico fuerte, y tal vez alguna fisura en las costillas, pero en principio parece que mañana martes me darán el alta y podré regresar a casa. Quiero agradecer a todo el personal médico el trato dispensado, así como a los hermanos Vallejo su ayuda al llegar al lugar del accidente, además por supuesto de felicitarles por el triunfo en el rali. Personalmente aún no sé cuando volveré a competir, pues me queda por delante pasar un período de recuperación.”