Rallyes

- Juan Manuel Fernández Pellón

Marc Martí Un comienzo por accidente

Campeón de España con Oriol Gómez, con Pedro Diego (Tierra), con Chus Puras y ganador incluso de un rallye del Mundial con este último, Marc Martí se convirtió en copiloto de Sainz en 2002 por accidente. En unos tests previos al Rallye de Cataluña de ese año, el Ford Focus de Sainz-Moya sufrió la rotura de una pieza de la dirección y en el accidente Luis Moya se lesionó.

Archivo

Carlos se vio en la tesitura de encontrar un copiloto que sustituyera a Luis y recurrió a Marc: “Cuando Carlos me llamó, justo coincidió que había dejado de correr con Chus, ya que lo dejamos por diversas circunstancias y pensaba hacer un pequeño parón en mi actividad, puesto que cuando te dedicas a esto profesionalmente, la responsabilidad es otra. Así que me estaba tomando un descanso. Y un buen día durante las jornadas previas al Rallye de Cataluña me llamó Carlos. Nos conocíamos del Mundial, ya que yo había corrido tanto con Oriol como con Puras, pero no teníamos una relación tan estrecha, así que cuando me llamó y me dijo: ‘Hola, soy Carlos’. Le contesté: ‘¡qué Carlos…!’ Para mí quizá fue un favor a unos grandes deportistas, los mejores, no una oportunidad, ya que se trataba de sustituir a Luis debido a su accidente en los tests. Fue una gran responsabilidad, puesto que las notas de Carlos no eran fáciles, la letra de Luis es muy complicada de leer, así que me tuve que pasar a mi letra todas las notas. No entendía nada, el coche y todo me venía grande. Fue un desafío que superamos de la mejor manera posible”.

Sin embargo, lo que comenzó como una sustitución, semanas después se fraguó como una relación estable: “La sorpresa fue cuando después de un tiempo me llamó Carlos, ya que por los temas que fueran Luis había decidido dejarlo y me llamó para que le acompañara en su nueva época en Citroën. Esto era muy diferente, ya que Carlos me había elegido para correr con él, no por un accidente como en Cataluña, sino por decisión propia. Hasta entonces nadie había pensado que el dúo Sainz-Moya podría deshacerse, y menos ser tú quien ocupara el asiento. Para todos nosotros Sainz era un Dios de los rallyes, y acompañarle suponía estar junto al más grande”.

2002. Ford Focus WRC. Rallye de Cataluña. | Hardwick / SUTTON

Para Marc, estos dos años con Sainz fueron especiales: “Fue una experiencia muy bonita, aprendí muchísimo y fue la culminación a mi carrera deportiva, no por los resultados –ya que ya había logrado grandes metas con los otros pilotos con los que había corrido–, sino por estar al lado del más grande, de una auténtica leyenda del automovilismo”.

Sobre la actitud y la manera de trabajar de Sainz, Marc elogia la pasión del madrileño: “Carlos era un piloto muy exigente, puesto que él lo daba todo; aunque ya fuera en la recta final de su carrera, estaba siempre pensando en su trabajo. Me ha enseñado maneras de trabajar, puesto que era un crack. He tenido la fortuna de que todo esto que aprendí con él, muchas cosas, se las pude transmitir a Dani, es decir, que no se ha desaprovechado. El ritmo y la forma de trabajar que tenía Carlos era algo único”.

Archivo

 


Ficha personal

Fecha de nacimiento:

1 de octubre de 1968.

Años de copiloto con Sainz:

2 (2003-2004), más una carrera en 2002 y dos en 2005.

Títulos con Sainz:

Ganador de 2 rallyes del Mundial (Turquía 2003 y Argentina 2004).


 

Volver a CARLOS SAINZ Y SUS COPILOTOS