Rallyes

- Redacción

El “león” prepara de nuevo sus garras

El nuevo Peugeot 208 que se presentará en el Salón de Ginebra a partir del lunes, ha sido la base para que Pietrofoti Design nos enamore con el supuesto regreso de la marca a la competición.

Peugeot, una de las marcas de automóviles más ligadas a los rallyes desde siempre, dejó el Mundial de manera oficial poco después de lograr dos campeonatos del mundo (2000 y 2002) con Marcus Gronholm y su 206 WRC. A este coche le sustituyó el 307 WRC, que participó en el Mundial en 2004 y 2005, pero ya con resultados un poco más discretos que su antecesor.

La aparición del Citroën Xsara y sus distintas versiones, chocaba con un supuesto programa de Peugeot en la máxima categoría, por eso de pertenecer ambas marcas al mismo grupo, PSA. Por este motivo, los “leones” únicamente se dedicaron a preparar coches para las categorías inferiores, como es el caso del Peugeot 208 T16 R5 que, dicho sea de paso, no obtuvo el rendimiento que la marcas hubiera deseado en esa categoría, casi siempre dominada por los Skoda Fabia R5.

Con el Peugeot 208 R2 la marca francesa se encuentra en la cúspide de esta categoría, un coche rápido y fiable con el que también se disputan algunas de las mejores monomarcas europeas, la 208 Rally Cup en Francia, en la que triunfaron José Antonio Suárez y Pepe López, y desde el año pasado la Peugeot Rallye Cup Ibérica en España y Portugal, que se realiza con el coche que está en el mercado en estos momentos.

El dibujo diseñado por Pietrofoti Design es un guiño a la marca, recordando a los coches oficiales y su pasado por las competiciones más relevantes del panorama deportivo. Una invitación en toda regla para que Peugeot vuelva como equipo oficial a los rallyes.