Internacional

- Laura Martín

Kris Meeke conserva su asiento en Citroën

En el equipo francés reina la "calma" tras el pasado rally de Findandia en el que norirlandés consiguió la octava posición.

Esta temporada del mundial de rallyes no está siendo la más tranquila para Citroën, ya que han estado alternando en un par de pruebas a pilotos como Kris Meeke por Andreas Mikkelsen. Esto se debió a que desde la marca querían ver resultados a corto plazo y no abandonos por accidentes o salidas de pista “evitables”.

Por eso, Citroën decidió colocar en el asiento de Meeke a Mikkelsen, devolviéndole así al francés la oportunidad de continuar demostrando su valía al volante, pese a no tener coche oficial para esta temporada. Aunque Mikkelsen dejó muy claro que es capaz de llevar el Citroën C3 WRC hasta las posiciones de cabeza, tuvo que devolverle el asiento a su piloto oficial. Y es que un día malo lo tiene cualquiera, así que una carrera, mejor no nos lo imaginamos.

Kris Meeke volvía a ponerse a los mandos de su C3 WRC para la prueba de los “Mil Lagos”, una cita nórdica en la que tanto los pilotos, como los coches foráneos, tienen las de ganar. Se trata de una de las pruebas más importantes de la temporada que estuvo, una vez más, a la altura de las expectativas. Las tres unidades del C3 WRC del Citroën Total Abu Dhabi lograron finalizar la prueba. Craig Breen y Scott Martin consiguieron el mejor resultado del equipo con una magnífica quinta posición.

Meeke sigue siendo el mismo

Por primera vez esta temporada, un Citroën C3 WRC marcó el mejor tiempo en el shakedown. A pesar de haber disputado los test previos a la prueba con frío y lluvia, el norirlandés marcó el mejor crono en la especial de Ruuhimäki, muy representativa del resto del rally. Después de que diera comienzo el jueves por la tarde con la especial por las calles de Harju, Meeke volvió a hacerlo bien el viernes durante la primera especial con la segunda posición, a sólo una décima del vencedor.

El recorrido del sábado incluía dos pasadas por el famoso tramo de Ouninpohja, comparado a menudo con una montaña rusa con más de 75 saltos que se hacen a fondo. Durante el bucle de la mañana, los pilotos de Citroën se sorprendieron con el escaso nivel de adherencia, ya que era mucho menor que el del viernes. En esas condiciones fueron incapaces de seguir el ritmo de sus rivales con sus C3 WRC.

El Citroën C3 WRC demostró su potencial en los tramos finlandeses pese al dominio de los locales.  | Facebook Kris Meeke

Con gravilla suelta en los tramos, la segunda pasada fue peor, aunque el mejor resultado lo consiguió Kris Meeke con el cuarto mejor tiempo en Ouninpohja 2. En la última especial del día, perdió un minuto tras sufrir un pinchazo en el neumático que le hizo explotar, arrancando parte de la carrocería.

El sábado por la tarde Craig era quinto a menos de medio minuto de la segunda posición, mientras que Kris era octavo a tres minutos. La etapa del domingo solo tenía cuatro especiales. Con diferencias importantes entre los competidores, los pilotos de Citroën decidieron mantener sus posiciones.

Kris sabía que no podría luchar por la victoria, lo aceptó y gestionó su ritmo para asegurarse que terminaría todas las especiales y que marcaría buenos tiempos siempre y cuando las condiciones se lo permitieran. La experiencia que ha ganado el equipo el pasado fin de semana es tan útil para Meeke como para sus ingenieros.

Pese a los problemas que sufrió el piloto norirlandés, demostró que sigue estando en forma y en condiciones de seguir luchando con su Citroën C3 WRC para pelear por el título y por más puntos para el equipo.

Meeke no podía hacer mucho más

Según el director de Citroën Racing, Yves Matton: “Kris Meeke marcó buenos tiempos, sobre todo al comienzo del rally, siendo el más rápido en el shakedown, y el segundo en la ES2. Después de esto, tuvo que luchar por mantener un buen ritmo y seguir a los líderes, y sabíamos que en este tipo de situaciones iría perdiendo posiciones. Es una especie de círculo vicioso: el coche no va como tendría que ir y es difícil que vuelva a estar bien. Los datos recogidos durante estos tres días de carrera nos han confirmado las áreas en las que debemos mejorar. Sabemos que el coche es más o menos efectivo dependiendo del tipo de superficie y las condiciones que se encuentre. La ventana de trabajo de los C3 WRC es cada vez mayor, pero todavía nos queda trabajo por hacer".

Matton también confirmó que sus pilotos para el Rally de Alemania serán Kris Meeke, Craig Breen y Andreas Mikkelsen, que esta vez sustituirá a Al-Qassimi. En cuanto a los rumores del posible regreso de Loeb al WRC, Matton afirma que “es algo que llevaba pensando desde hace tiempo y que ha sido posible gracias a la creación de PSA Motorsport. Hay un deseo común e interés en realizar esta prueba. En lo que a nosotros respecta, recibiremos información del mejor piloto de rallyes de todos los tiempos. Y en cuanto a Seb, podrá así satisfacer su curiosidad y pilotar la última generación de World Rally Car."