Rallyes

- Redacción

Los hermanos Vallejo se llevan la 50 edición del Rías Baixas

Vencedores el pasado año, los hermanos Sergio y Diego Valejo han vuelto ha subir a lo más alto del podio en la 50 edición del Rías Baixas. La pateja lucense, a los mandos del Porsche 911 GT3 2010 vieron como, dado el alto ritmo de la carrera, se fueron eliminando sus rivales más cercanos.

El nombre de Sergio Vallejo ha quedado escrito en la historia del Rallye Rías Baixas en letras de oro, como ganador de la 50º edición de esta mítica prueba. El piloto lucense repite triunfo, por segundo año consecutivo, tras conseguir el mejor tiempo en cuatro de los nueve tramos que se disputaron (TC3 Chenlo-Morgadáns, TC5 y TC 9 Fornelos, TC 8 Ponteareas). Miguel Fuster (que se impuso en el TC 10) ocupó el segundo cajón del podium a 51.4 del líder y Joan Vinyes fue tercero a casi tres minutos y medio.

La segunda etapa del rallye comenzó como terminó la primera. El mano a mano entre Meira y Vallejo en el primer bucle fue espectacular. El Porsche del equipo lucense cumplió con las expectativas previstas y fue más rápido en Fornelos que el Mitsubishi del de Vincios. Vallejo logró arrebatarle en ese tramo el primer puesto a Meira pero el piloto local consiguió recuperar la posición ya en el siguiente, en la primera pasada por Ponteareas.

Sin embargo la mala suerte se cebó con Meira en el tercer tramo de la mañana. Su Mitsubishi Evo X se salió de la carretera en As Neves, cuando lideraba la carrera con 11.1 segundos de ventaja sobre Vallejo, y no pudo continuar el rallye. El accidente sufrido por Alberto Meira y Alvaro Bañobre, muy aparatoso pero afortunadamente sin consecuencias graves, obligó a suspender la disputa de esa cronometrada.

Sin Meira en carrera, Sergio Vallejo se encaramó a lo más alto de la clasificación general anotándose el mejor tiempo en la segunda pasada por Ponteareas (TC 8) y logró conservar el puesto sin problemas hasta el final. Y es que, las diferencias tras ese tramo con respecto a Miguel Fuster eran ya de 46 segundos.

Hasta que Alberto Meira sufrió el accidente, la pelea del piloto alicantino era con Surhayen Pernía, por ocupar el tercer cajón del podium. Pero el cántabro también se vio obligado al abandono por una salida de carretera en el TC8 así que Miguel Fuster tuvo el camino libre para situarse detrás de Vallejo. De esos abandonos también se benefició Joan Vinyes que logró auparse al tercer puesto de la general final del rallye.

La cuarta posición final la ocupó Gorka Antxústegui; la quinta Joan Carchat , Francisco Cima fue sexto; Esteban Vallín séptimo; Javier Ramos octavo; noveno David González y cerró el top ten Jose Antonio Alonso.

De los pilotos de arriba, además de Alberto Meira y Surhayen Pernía tampoco pudieron acabar el Rallye Rías Baixas ni Jose Antonio Suárez (por una avería en el TC 5) ni Pedro Burgo, que abandonó la carrera después del TC8 Ponteareas, por problemas con la barra estabilizadora de su Porsche GT3.

En cuanto a las Copas, Joan Carchat se adjudicó la victoria en la Mitsubishi Evo Cup tras beneficiarse del abandono de Pernía que había liderado esa clasificación hasta entonces. Segundo fue Marco Lorenzo y tercero Edgar Vigo.

En la Copa Suzuki Swift se produjo un intenso mano a mano durante todo el rallye entre Pablo Pazó y Jose Calvar que finalizó con la victoria del primero, con 9.7 segundos de ventaja sobre su rival. La tercera plaza fue para José Pazó.