Rallyes

- Kevin Muñoz

La familia McRae vuelve a soñar con los rallyes

El hijo de Alister McRae, Max, ya ha disfrutado de sus primeros éxitos en el karting y tiene sus miras puestas en la especialidad que consagró a su padre, tío y abuelo en el pasado.

Lo llevan en la sangre. La familia McRae parece ser un pozo sin fondo para crear pilotos de rallyes y el último exponente de este clan es el hijo del ex oficial de Hyundai, Alister. Max McRae, de sólo 15 años, ya ha disfrutado de sus primeros triunfos en el automovilismo en Australia, país en el que vive.

El pequeño de la saga McRae ya piensa en el futuro y no quiere que sea otro que en los rallyes, la especialidad donde su tío Colin hizo historia y se convirtió en leyenda, mientras que su abuelo Jimmy es un histórico de los rallyes británicos y su padre Alisters llegó a ser piloto oficial en la categoría reina del Mundial.

"Tuve la suerte de venir a Gales a principios de este año para conducir algunos de los coches del tío Colin", explica el joven en la página web oficial del WRC. “Fue genial. Una oportunidad increíble: esos coches fueron simplemente fantásticos”.

Max se puso al volante de un histórico Subaru Legacy RS y de un Impreza WRC de 1997 en la pista de pruebas de Walters Arena.

"Más tarde esa semana, fui al Rallyday de Colin por primera vez. Fue increíble ver tanta gente y tantos coches increíbles", añade el nuevo estandarte de la familia McRae que este año competirá en la Fórmula 1000 en los circuitos australianos.

Como siempre, el tiempo nos dará la respuesta definitiva a la opción de volver a contar con un apellido tan ilustre en el Mundial, pero sin duda que historia y apoyo familiar no le faltarán al jovencito de Max.