Rallyes

- Claudio Luna

Los equipos, preparados en Llanes

Con una climatología inestable y con algunas ausencias destacadas, ha comenzado a rodar el Rallye Villa de Llanes, la séptima prueba de la temporada del Nacional de Asfalto. Fuster y Pons parten como favoritos.

Efectivamente, muchas ausencias en este Rallye Villa de Llanes, que no contará con la presencia del más que presumible campeón, Luis Monzón, pero tampoco con la de Sergio Vallejo y Jonathan Pérez. Sin embargo, la emoción por la victoria será mayor si cabe, ya que no estará el victorioso Mini JCW WRC del grancanario, pero sí los Mitsubishi de Pons, Meira, Senra, Pernía... y los Porsche de Fuster y Palacio.

El shakedown ya se ha disputado esta mañana, y en el se han presentado la mayoría de los equipos mirando al cielo, ante una climatología que se prevé inestable en la jornada del sábado. Este es un rallye en el que las previsibles humedades del asfalto siempre han jugado un papel determinante, y muchos de los tramos son doblemente complicados por la dificultad de elegir neumáticos.

Si llueve, ojo con los Mitsubishi, si no cae el líquido elemento, los Porsche tendrán más oportunidades de lucirse, como también los coches de tracción delantera de Enrique Ojeda (Citroën DS3 R3T), Joan Vinyes y Gorka Antxustegui (Suzuki Swift S1600) o Joan Carchat (Renault Mégane RS N4). No faltarán a esta cita los asturianos Esteban Vallín (Opel Corsa OPC N3), Francisco Cima (Lotus Exige GT Rallye), José Antonio Suárez (Ford Fiesta R2) y Roberto Solís (Peugeot 208 R2), entre otros. Marc Blázquez pilotará el Suzuki Swift Copa cedido por la marca en su programa "Campeones con Suzuki".