Nacional de Asfalto

- Redacción

Suzuki responde a la polémica del Rallye do Cocido

En un extenso comunicado, Suzuki Ibérica responde ante los hechos acaecidos en el Rallye do Cocido.

Tras los hechos acaecidos en la 24ª edición del Rali do Cocido, ante las menciones a Suzuki, a algunos de sus trabajadores y colaboradores aparecidas en redes sociales y diferentes medios de prensa, y tras un tiempo prudencial para estudiar con detalle toda la situación, Suzuki Ibérica quiere transmitir su postura.

1. El Equipo Suzuki jamás ha interpuesto una reclamación contra otro participante en los once años que lleva compitiendo en los rallyes nacionales. En el Rali do Cocido tampoco se interpuso ninguna reclamación, ni se instó a los comisarios de la Real Federación Española de Automovilismo a realizar ninguna acción. Como ha explicado la propia RFEdeA, la decisión de llevar a cabo estas y cualesquiera otras verificaciones técnicas viene dictaminada por los oficiales que actúan en la prueba. En el caso concreto de este rallye, los comisarios deportivos acordaron que, entre otros, se deberían verificar los tres primeros clasificados del rallye y los dos primeros de los grupos R5 y N5.

2. El Equipo Suzuki ha sido uno de los impulsores de la llegada de la categoría N5 a los rallyes españoles y siempre ha colaborado con la RFEdeA para lograr el objetivo común de tener un Campeonato de España de Rallyes de Asfalto lo más atractivo, potente y competitivo posible.

3. Para una mejor comprensión de la situación, exponemos una cronología de los hechos:

El 13 de enero de 2017 se celebra una reunión de trabajo de la RFEdeA, para analizar ciertos aspectos relacionados con vehículos de grupo N5, así como una serie de propuestas planteadas por RMC Motorsport: Posibilidad de fabricación de los subchasis delantero y trasero, y posibilidad de montar un turbo diferente al reglamentado. Se concluye que durante el año 2017 se mantendrá el reglamento inicial publicado desde octubre de 2016 sin modificaciones. Aprobar esas medidas pondría en una situación de desventaja competitiva a los equipos que estaban desarrollando sus vehículos en base a la reglamentación establecida en ese momento y dañaría la imagen de la RFEdeA en base a la solicitada estabilidad reglamentaria. Se acuerda buscar soluciones para la temporada 2018 y se crea un grupo de trabajo para ello.

El 1 de marzo de 2017 la RFEdeA elabora un informe técnico sobre las propuestas de modificación del reglamento de la categoría N5 para 2017. Entre las propuestas de modificación que presentan los diferentes constructores no están incluidas las manguetas.

El 5 de septiembre de 2017 se reúne la Comisión Técnica de la RFEdeA, con el objetivo de tener una categoría N5 estable reglamentariamente, pero permitiendo corregir ciertos aspectos reglamentarios que no sean de trascendencia. Se acepta estabilizar el reglamento para las temporadas 2018, 2019 y 2020; permitir modificaciones para corregir errores o solucionar problemáticas, y permitir que los vehículos homologados puedan evolucionar o solucionar problemas de fiabilidad mediante un sistema consensuado entre todas las partes implicadas. En el artículo 8.4, referido a las manguetas, se decide mantener el reglamento a nivel técnico y no permitir modificaciones.

El 11 de enero de 2018 se reúne la Comisión Delegada de la RFEdeA y se aprueba la propuesta de la Comisión Técnica de la RFEdeA en relación con la solicitud de Renault España, para su inclusión en el Reglamento Técnico del CERA.  Dicha propuesta establece: Que las piezas (manguetas) puedan ser fabricadas en España, sin tener que ser adquiridas a Barattero; que las piezas no podrán contener ninguna modificación sobre la mangueta original desarrollada por Barattero, manteniéndose su estatus de pieza tipo Kit (PK).

El 17 de marzo de 2018, tras las verificaciones técnicas realizadas en el Rallye Do Cocido, los vehículos número 7 y 8 son descalificados por una disconformidad reglamentaria en las manguetas delanteras, fabricadas por RMC Motorsport, preparador y constructor autorizado por la RFEdeA. Al verificar los citados vehículos se comprobó que las manguetas no eran conformes a la normativa vigente para 2018, pues no idénticas a las manguetas originales fabricadas por Barattero.

4. Previo al comienzo del rally, el equipo Suzuki solicitó al Presidente de los Comisarios Deportivos una solicitud para poder ocultar los logotipos de diversas marcas de fabricantes de vehículos que se encontraban en la publicidad obligatoria de los dorsales, manteniendo el nombre del concesionario. Esta solicitud fue aprobada de acuerdo a la Decisión nº 2 de los Comisarios Deportivos del rally.

5. El Suzuki Ibérica S.A.U se reserva el derecho a ejercer acciones legales contra aquellos que atenten, o hayan atentado, contra el honor y la propia imagen de Suzuki, de sus trabajadores y colaboradores.

 

Dentro del comunicado se acompañan algunos documentos referentes a la polémica. Estos documentos se pueden leer en el enlace www.suzukimotorsport.es.