Internacional

- J.M. Fernández Pellón

Efrén y Sara, dos carreristas de raza

Efrén Llarena y Sara Fernández nos han dado estos días una gran lección de pundonor y profesionalidad. Ver como afrontaron su participación en el Rallye de Polonia donde sufrieron una aparatosa salida de carretera, nos ha confirmado, una vez más, que son un piloto y una copiloto extraordinarios.

Tengo la suerte de conocerlos bien, puesto que a lo largo de estos años que llevan compitiendo les he seguido muy de cerca y hemos pasado bastantes ratos juntos charlando de automovilismo.

Por ese motivo quizá yo sea el menos sorprendido por cómo afrontan las carreras, tanto en las alegrías como en los momentos de bajón. Saben que los rallyes son duros y que tienen que esforzarse al máximo para conseguir sus objetivos, que en ocasiones, como sucedió en Polonia, pasan por momentos traumáticos, como el accidente que sufrieron. A través de la cámara on board de su Peugeot 208 R2 todos hemos podido ver la crudeza de ese momento, apreciando sin duda, que iba dándolo todo en una prueba muy rápida en la que el pasado año acabaron segundos.

Sara lo deja claro en lo que ha escrito en sus redes sociales, extrañada entre otras cosas por algunas reacciones que ha tenido la emisión de el vídeo de su accidente en todas las televisiones españolas: “En Polonia a 2.800 km de casa,dando el 100%, aguantando la presión, trabajando duro durante toda la semana para 200 km de tramos flat out, luchando por liderar un Rally y ganar un campeonato y de repente llega ese instante que de luchar por ganar el rally pasas a salirte de la carretera a 160 dando 7 vueltas de campana y tu pie se cuela entre la barra de seguridad y la puerta mientras das vueltas ...no se que reacción espera la gente que tenga ... pero yo lo estoy dando todo para ganar, y si digo mierda es porque me da rabia, y si grito es porque realmente me estaba haciendo daño....y por si no queda claro cuando estamos a dos ruedas estoy cantando el ojo ojo frenar mucho del cruce que venía 350 metros después ... al que no llegamos ....Nunca pienso que vamos a chocar por eso seguí cantando... Aquí venimos a ganar carreras y solo se gana cuando vas al 100% en cada curva, y se asumen muchos riesgos. Para ir de paseo me quedo en casa”.

Hablé con ellos el mismo domingo por la tarde, y con su habitual optimismo, Efrén me dijo que entre los 6 puntos que lograban de la etapa de sábado pese a no acabar (tenían que llevar eso si, el coche accidentado al parque cerrado), y el hecho de que de seis rallyes se descontasen 2 resultados, las opciones de lograr el título de la categoría ERC3 Junior seguían intactas. “Hemos ido subiéndonos por las paredes, también te digo y creo que estábamos haciendo un buen rallye. Hay que ir muy deprisa y tocaba ir a tope, no teníamos otra opción”.

Al hilo de esto, en sus redes sociales, el burgalés ha puesto un pequeño texto hablando de Polonia, tratando con mucho humor ese episodio: “Empezamos la semana entrenando con un Smart, y la acabamos...con algo parecido.

Como bien sabeis, tuvimos un fuerte golpe en 5ª. Nunca en mi carrera deportiva había dado vuelta de campana. Ayer me vinieron 7 u 8 de repente, que me han dejado muy claro la sensación que se tiene. 😁🤦‍♂️

Muchas gracias a todos por vuestros animos. Os iré contestando en breve. Volveremos en apenas 3 semanas en Roma”.

TWITTER

 

TWITTER

Lo dicho, dos grandes carreristas.