Rallyes

- Redacción

Comienzan los reconocimientos del Rías Baixas

La primera jornada oficial del 50º Rallye Rías Baixas estará dedicada a la entrega de documentación a los pilotos participantes y al reconocimiento de los tramos.

Entre las 9 y las 10 de la mañana de hoy jueves cada uno de los equipos que han confirmado su presencia en la prueba recibirá en el Recinto Ferial de Cotogrande el libro de ruta del Rallye. Y con el road-bock en la mano los pilotos podrán comenzar ya la jornada de reconocimientos a cada una de cinco especiales que componen esta prueba.

Todos dispondrán de doce horas para comprobar el estado del asfalto y tomar buena nota de aquellos aspectos a tener en cuenta de las zonas de paso que les pueden hacer ganar o perder un tiempo importante durante la competición. Podrán dar tantas pasadas como lo deseen pero tendrán que hacerlo en vehículos de calle dotados con un sistema GPS, para estar localizados en todo momento por la organización. Además tendrán que respetar los límites de velocidad de la carretera.

Por otro lado, a las seis de tarde se abrirá el Parque de Asistencia en IFEVI para que los equipos puedan acomodar sus carpas, camiones y vehículos en su lugar correspondiente.

Paneles informativos a lo largo del Ifevi y retrospectiva de vehículos de competición

Durante este jueves, la empresa porriñesa de comunicaciones TRC Datos Norte también colocará en el Ifevi distintos paneles electrónicos a través de los cuales ofrecerá todo tipo de información relacionada con el rallye durante los dos días de competición. Gracias a este novedoso sistema de comunicación, los que se acerquen hasta el Recinto Ferial de Cotogrande podrán estar puntualmente informados de cómo marcha la clasificación, de los tiempos que consiguen los pilotos en cada tramo e incluso podrán ver vídeos de alguna de las pasadas a esas especiales. Todo eso mientras visitan las distintas zonas del recinto ferial.

En el hall de entrada, el concesionario Renault de Vigo, Rodosa, instalará un parque cerrado de vehículos de competición de la marca que no dejará indiferente a nadie. Es una muestra retrospectiva de coches de carreras de entre los años 1970 y 2000 que en muchos casos marcaron una época dentro del mundo del motor.

La entrada para poder acceder al Ifevi durante los tres días y disfrutar de todo lo que se mueve en torno a una prueba del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, cuesta tan sólo 4 euros.