Rallyes

- Claudio Luna

El de Cerdeña, con 56 inscritos

Después del "affaire" del Rallye de Grecia, con la reclamación de Citroën contra los Volkswagen como telón de fondo, la prueba de Cerdeña se presenta como un nuevo duelo entre las dos marcas. Esperemos que esta vez solo en las pistas.

Apagándose ya los ecos de la reclamación de Citroën contra Volkswagen en Grecia, las dos marcas rivales en el Mundial de Rallyes volverán a presentar a sus mejores hombres para la lucha por la victoria, si exceptuamos a Sébastien Loeb.

Los responsables del equipo alemán se mostraron sorprendidos de que sus "colegas" franceses presentaran en la prueba helena la reclamación contra las baterías de los Polo, cuando, según Volkswagen esto ha sido una solución que se ha puesto en práctica desde hace mucho tiempo.

Como quiera que sea, los Polo R WRC son legales a todos los efectos, y partirán en el próximo Rallye de Cerdeña como máximos favoritos para el triunfo. Esto siempre con el permiso de Citroën, que volverá a contar con Dani Sordo y Mikko Hirvonen como principales pilotos para hacer frente a los hombres de Volkswagen, Ogier y Latvala, y de Ford, que de nuevo pondrá en escena a Ostbeerg y Novikov como puntas de lanza.

Pocas novedades en el resto de la lista de inscritos, con la presencia de todos los habituales y el cambio de coche de otros, como Michal Kosciuszko que cambiará su Mini por un Fiesta RS WRC. Con ese mismo modelo estará presente Per Gunnar Andersson, así como el portugués Daniel Oliveira. Por parte española contaremos con Álex Villanueva y Óscar Sánchez, de nuevo con el Mitsubishi Lancer Evo X en la Categoría de Producción.