Nacional de Asfalto

- Redacción

Cañón do Sil, “juez” del Rallye de Ourense

El recorrido del rallye gallego está compuesto por 5 tramos diferentes que se realizarán a doble pasada, con “Cañón do Sil”, con sus 32 km, como juez de la prueba.

Este martes 6 de junio, de 16:00 a 22:00 horas, comenzará la entrega opcional de la documentación a los 102 equipos inscritos en el 50º Rallye de Ourense, que se celebrará los días 9 y 10 de junio con un recorrido total de 605,54 km de los cuales 212,08 corresponden a los 10 tramos previstos a lo largo de las dos etapas.

La Escudería Ourense ha diseñado un rallye con especiales clásicas, repitiendo en la jornada del viernes las de A Peroxa (29,18 km) y Toén-Castrelo (15,00 km), con un doble paso por ambas y con la particularidad de que la segunda será completamente de noche. Sólo hay una variación con respecto al año pasado en la de A Peroxa, modificando la zona inicial con una nueva salida para enlazar en Fontaíño, donde se situaba el comienzo de la edición anterior, con el tramo realizado en 2016.

El sábado se realizarán las especiales de Esgos (15,42 km), Cañón do Sil (32,00 km) -ambas con el mismo recorrido de 2016- y Melias (14,44 km), que regresa con la versión de 2014. En todas se harán dos pasadas, siendo la primera de Esgos el denominado TC-Plus implantado este año en el Campeonato de España, donde el organizador debe elegir un tramo significativo de la prueba que otorga puntos adicionales a los tres primeros clasificados (3,6 al primero, 2,4 al segundo y 1,2 al tercero), pues en este caso se multiplican por el coeficiente 1,2 asignado al rallye al haber sido el más valorado del año pasado.

Otra de las novedades para esta 50ª edición es la nueva ubicación del Shakedown o “tramo de test”, que se llevará a cabo el viernes 9 de junio de 10:00 a 12:00 horas en la carretera de Rioseco a O Pinto, en el concello de Paderne de Allariz, donde los 42 inscritos al mismo podrán probar los coches antes del inicio de rallye. Dicho cambio viene provocado por la imposibilidad de utilizar el recinto ferial de Expourense para la zona de asistencia, por lo que esta se desplaza a la Ciudad del Transporte en el polígono industrial de San Cibrao das Viñas, en el lugar que en los últimos años ocupaba el tramo espectáculo que en esta edición no se celebrará.