Rallyes

- Redacción

El C3 R5 dispuesto a ser referencia en WRC2

La nueva arma de Citroën en la categoría WRC2 hará su debut en Córcega, donde todos los ojos de la competencia estarán puestos en él.

En el Rallye de Córcega habrá dos unidades que serán pilotadas por Stéphane Lefebvre y Yoann Bonato en Córcega. En este coche, que sustituirá al DS 3 R5 de Citroën Racing, han trabajado un equipo de 20 ingenieros desde que comenzó el proyecto.

El coche comenzó a probarse en septiembre de 2017 y se han realizado alrededor de 6.000 kilómetros durante todo el programa de pruebas. El motor del C3 se ha desarrollado internamente y los ingenieros del fabricante francés están convencidos de que se trata del propulsor más potente que habrá en la categoría de apoyo del WRC. Los nuevos componentes electrónicos y la ECU han mejorado el sistema turbo anti-lag, mejorando la entrega de potencia y la facilidad de manejo.

“Nos marcamos objetivos muy ambiciosos trabajando en varias áreas importantes”, explicó el gerente de proyectos, Olivier Maroselli. Como su versión WRC, el C3 R5 está equipado con una caja de cambios Sadev. Sin embargo, esta versión ha sido diseñada específicamente para ajustarse a los requisitos de la categoría WRC2.

Maroselli dijo: “Aunque algunos de los componentes internos son familiares y, por lo tanto, probados y comprobados, decidimos diseñar nuestra propia arquitectura. Nuestro embalaje es diferente en términos de ancho y altura de las otras cajas de cambios”.

Tomando otra hoja del C3 WRC, el R5 tiene geometrías de suspensión delantera adaptables, dependiendo de si se corre en asfalto o grava, para hacer el mejor uso del chasis en el coche de rallye más nuevo de Citroën. Poder adaptar la suspensión para diferentes superficies ha creado un beneficio de ahorro de peso.

Finalmente, el C3 R5 se ha diseñado teniendo en cuenta la durabilidad y la posibilidad de reparación para los clientes de Citroën Racing. Durante sus propias pruebas sobre tierra en Fontjoncouse, en el sur de Francia, el fabricante se mostró satisfecho con la forma en que el chasis soportó la dureza de los caminos de test.