Nacional de Asfalto

- Kevin Muñoz

Ares se va a la cama líder en Madrid

El piloto gallego completa en cabeza la primera etapa de la última cita del Nacional de Rallyes con una escueta ventaja sobre Xevi Pons.

Iván Ares y su Hyundai i20 R5 han sido los más competitivos en los cinco tramos con los que se han puesto en marcha la décima edición del Rallye Comunidad de Madrid-RACE, última prueba de la temporada del CERA y del Supercampeonato de España.

En un día marcado por el frío y la lluvia -llegando a nevar en algunas de las especiales- el piloto de Cambre ha sido el que mejor se ha adaptado a los tramos de la sierra madrileña y ha terminado el primer día de competición un margen de 8.2 segundos sobre su máximo perseguidor, Xevi Pons.

El catalán, al volante de su Skoda Fabia R5, está apurando todas sus opciones al supercampeonato y, de momento, se va a la cama en la segunda plaza antes de las tres pasadas programadas por el Circuito del Jarama con las que mañana se pondrá fin al rallye.

Por detrás de Pons, a 9.2 segundos, completa las posiciones de podio provisional Surhayen Pernía. El cántabro, líder al término del bucle matinal, ha perdido algo de fuelle en la segunda sección del día, lo que ha dejado tercero absoluto justo por delante del flamante campeón nacional de la especialidad, Pepe López.

El madrileño de Citroën, muy inteligente todo el día sin comprometer sus opciones al título del supercampeonato, marcha en cuarto lugar y, de terminar así, se alzaría con el cetro pese a la actuación de Pons. Aún así, López ha avisado en el último tramo de la jornada, la primera pasada por el Circuito del Jarama, donde ha marcado grandes diferencias y que le mete, de lleno -está a 21.6 segundos del líder-, en la pomada por el rallye ya que mañana se disputarán más de 35 km contra el crono en el trazado capitalino.

El Top 5 lo cierra una de las grandes atracciones de este rallye, Cristian García. En su estreno con el Volkswagen Polo GTI R5 de Teo Martín, el campeón de España de 2016, ha tenido un día irregular en su vuelta al CERA, yendo de menos a más y cediendo casi un minuto con sus rivales de cabeza.

CERA