Rallyes

- Kevin Muñoz

Se le apareció la virgen

El polaco Tomasz Kasperczyk volvió a nacer ayer. Un guardarraíl le salvó a él y su copiloto de caer por un pronunciado barranco en el Rallye Islas Canarias.

 

No todos los días se vuelve a nacer. Ayer Tomasz Kasperczyk y su copiloto, Damian Syty, tuvieron la fortuna de poder contarlo. Los polacos se salieron de la pista en el primer tramo del Rallye Islas Canarias y, afortunadamente para ellos, el guardarraíl que recorría paralelamente la carretera hizo su función a la perfección.

El Ford Fiesta R5 de Kasperczyk entró pasado a una cerrada curva a derechas y se fue hacia el exterior. Por suerte, el quitamiedos paró el golpe y sostuvo el coche, que estuvo a punto de caer barranco abajo en el que hubiera sido, sin duda, un accidente muy importante. Todo quedó en un susto, pero al piloto polaco se le apareció la virgen…