Rallyes

- Redacción

El Alpine ya se prepara para los rallyes

Por las carreteras francesas ya se ha visto al Alpine A110 con barras de seguridad, preparándose para ser homologado para rallyes a finales de año.

En 1973 Alpine-Renault con su A110 se proclamaba campeón del mundo Constructores, en una época en la que aún no se concedía ese galardón a título individual para los pilotos.

La “berlinette”, nombre con el que se conoció al pequeño deportivo francés tuvo sus mejores años en la competición en la década de los 70, aunque comenzó a construirse 10 años atrás. Nombres históricos del automovilismo de competición como Jean Claude-Andruet, ganador del Rallye de Montecarlo de 1973, Bernard Darniche, Jean-Pierre Nicolás o Jean-Luc Therier, pilotaron el A110 para dar a la marca el título después de conseguir 5 victorias más.

Casi 5 lustros después, el heredero de aquellas formas afinadas ya rueda por las carreteras francesas con arcos de seguridad en su interior. El Alpine A110 de rallyes de 2018 está en pleno proceso de desarrollo, con vistas a homologarlo para la competición a finales de esta temporada. El equipo FJ y la empresa Signatech son los encargados de poner a punto el vehículo, que está siendo probado por diferentes pilotos, que se encargan de recabar la mayor información posible para desarrollar el vehículo.

El motor se toma de la versión estándar S y entrega 300 caballos. El peso debe estar contenido en 1.050 kg a pesar de los dispositivos de seguridad requeridos por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

Los aficionados a los rallyes podrán ver el fin de semana del 5 al 7 de septiembre el coche en acción en el Rallye Mont Blanc Morzine (Alta Saboya) en manos de un piloto conocido.

El vehículo se circunscribirá en el mismo grupo o categoría que los Abarth 124 Rally o Porsche 911 GT3.