Rallyes

- J. M. FERNÁNDEZ PELLÓN

ACSM y Pons con un Ford Fiesta R5 de KRS

Ante causas de fuerza mayor esgrimidas por Citroën Racing retrasándoles la entrega del Citroën DS3 R5 para el mes de septiembre, el equipo KRS de Enrique García Ojeda se ha visto obligado a adquirir un Ford Fiesta R5 con el que Xevi Pons realizará el programa ideado por ACSM.

Nuevo cambio de planes, obligado en esta oportunidad para el equipo ACSM y su piloto Xevi Pons. Si tras la renuncia a participar en el Nacional por el asunto de la homologación del Porsche 911 GT3 2010 y sus anteriores episodios de disconformidad con el modo como la R.F.E de A lleva el Campenato de España, el programa de la formación gallega se fue fuera de nuestras fronteras para disputar el WRC, ahora se ven obligados a cambiar de montura.

El equipo KRS de Enrique García Ojeda, que había adquirido un Citröen DS3 R5 con el objeto de alquilárselo, carrera a carrera, a ACSM, ha recibido una comunicación por parte de Citroën Racing, indicándoles, que por causa de fuerza mayor, su R5 no estará disponible hasta el mes de septiembre. Y es que los problemas de fiabilidad vistos en los Peugeot 208 R5, el coche hermano del DS3, a causa de un exceso de temperatura en su motor, podrían reproducirse también en el coche de los chevornes.

De este modo, KRS, de acuerdo con ACSM ha formalizado el pasado viernes el pedido de un Ford Fiesta R5 a M-Sport, vehículo que les será entregado a finales de este mes de mayo.

Enrique García Ojeda ha visto esta vía como una solución de urgencia ya que Xevi Pons tenía previsto debutar con el DS3 en el Ypres Rally el fin de semana del 19 a 21 de junio y ahora lo hará con el Ford Fiesta. Posteriormente Pons estará en varias carreras del Mundial encuadrado en la categoría WRC-2. Ojeda, vinculado a Citroën Racing estos últimos años, no descarta que para el año próximo su equipo retorne a la marca francesa, aunque visto lo visto, nada ni nadie está ahora mismo seguro de su futuro.