Internacional

- Claudio Luna

Abbring gana al mundialista Neuville

En un Rallye de Ypres repleto de incidentes, el piloto holandés fue quien se llevó el triunfo con su Peugeot 208 T16 al sortear todas las dificultades de la prueba.

Con Thierry Neuville como estrella invitada, el Rallye de Ypres se presentaba verdaderamente apasionante, con muchos y buenos pilotos candidatos a la victoria, pero con el belga mundialista como principal favorito.

Sin embargo, el Ypres es un rallye lleno de trampas, y en una de ellas calló Neuville cuando lideraba la prueba en el tramo sexto, con lo que se olvidaba de la victoria, aunque se reenganchaba al superrallye.

La prueba comenzó dominada por Bryan Bouffier y su Skoda Fabia R5, hasta que en el segundo tramo Neuville le arrebató la primera posición con el novedoso, para él, Hyundai i20 R5.

Después de la salida de pista de Neuville, Bouffier volvía a liderar el rallye, pero con Abbring (Peugeot), Verschueren (Skoda) y Princen (Skoda), a menos de 30”. La alegría de Bouffier duró hasta el tramo 12º, donde Abbring cogía definitivamente el liderato de la carrera.

La incertidumbre duró, sin embargo, hasta el final, ya que desde el 12º al 20º tramo las diferencias entre Abbring y Bouffier siempre fueron mínimas. Entre ambos y Neuville, reenganchado, se repartieron los triunfos parciales, y llegaron al último tramo separados por 4”. Abbring ganaba la especial 20ª, y también el rallye, dando a Peugeot un triunfo muy importante en tierras belgas. Bouffier y Verschueren completaron el podio de esta apasionante carrera.