Rallyes

- Redacción

100 coches en la salida barcelonesa del Rallye Montecarlo Histórico

La salida se dará a partir de las 18h del viernes, día 29, en la Avenida de la Catedral, punto de reunión y partida de 100 coches inscritos. Antonio Zanini (Porsche 911) será uno de los pilotos más destacados. Antes de entrar en Francia, los participantes tendrán un control en Viladrau.

Un año más, Barcelona es una de las ciudades de salida del Rallye Monte-Carlo Histórico, la prueba de regularidad para automóviles clásicos más importante del mundo. De los 313 vehículos que forman su lista total de inscritos, 100 de estos coches, con tripulaciones representando a 11 países, empezarán la célebre prueba desde la Ciudad Condal y 14 de ellos serán españoles. Las otras ciudades europeas punto de partida del rally son Bad Homburg (Alemania, 62 coches), Oslo (Noruega, 13 coches), Reims (Francia, 132 coches) y Glasgow (Gran Bretaña, 6 coches).

Como todos los años, aunque en el actual potenciado por esta cuantiosa inscripción, la salida barcelonesa del ‘Rallye Montecarlo Histórico’ está poblada de interesantes máquinas. En esta ocasión, la representación alcanza una importante dimensión, nada menos que 25 marcas distintas y la mayoría de coches míticos que en el pasado reinaron en esta prueba monegasca y en el mundo de los rallyes en general. Porsche, Alpine, Ford, Lancia, Fiat, Morris, Volkswagen, Alfa Romeo, BMW, Opel, Volvo, Austin, Renault, Chrysler, Lotus, Citroën, Triumph, Mercedes-Benz, Seat, etcétera llenarán la avenida de la Catedral.

Como suele ser habitual, los Porsche se llevan la palma en cuanto a variedad, con modelos 356C, 911, 911 S, 911 E, 911 T, 911 SC, 912, 924, 924T y 914-6, un fenomenal museo de la marca de Stuttgart que hará las delicias de los aficionados catalanes. En esta prueba tampoco pueden faltar los famosos Alpine-Renault 1600, Ford Escort, Mini Cooper, Saab 96, BMW 2002, Lancia Fulvia, Citroën DS21, Fiat 124 Spider, Alfetta y un largo etc.

El modelo más antiguo en la salida de Barcelona será el Triumph TR2 de 1954 (nº 306) de los italianos Paolo Marcattilj-Francesco Giammarino, los Volvo PV 544 de 1961 de dos tandem checos compuestos por Christian Klainguti-Werner Pircher (nº 46) y Diego Schwarzenbach-Mario Tam (nº 177), y dos coches de 1962 con tripulación monegasca, el Austin Healey 3000 MkII (nº 49) de David Stanley-Bernard Northmore y el Renault Dauphine 1093 (nº 286) de Jean-Philippe Mourenon-Marie-Pierre Mourenon.

Antonio Zanini regresa al Rallye Montecarlo

Además de por sus numerosos títulos, Antonio Zanini pasará a la historia por haber sido el primer español en subir al podio en un rally del Campeonato del Mundo, un hecho que sucedió precisamente en el Rallye Montecarlo de 1977. 39 años después, Zanini regresa a esta carrera aunque en su versión de regularidad y lo hace con un coche casi de museo, el mismo Porsche 911 2.0 con el que en 1966 (hace pues 50 años), otro piloto mítico, Juan Fernández, participó en esta prueba.

Además de Antonio Zanini-Carlos Beltrán (Porsche 911 2.0 nº 54), en la salida barcelonesa destacarán otros equipos de casa, como Víctor Sagi-Víctor Sagi Jr (Porsche 911 S 2.0 nº 51), Carlos Miró-Ivan Matavacas (Porsche 924 nº 53) y Giovanni Breda-Secundino Suárez (Lancia Fulvia 1600 HF nº 105), todos ellos con amplia experiencia en este difícil rally. Entre el resto de participantes también cabe contar con Tere Armadans-Anna Vives (VW Golf GTI nº 120), autoras de una gran temporada 2015, asi como con el copiloto Eloi Alsina, que oficiará como navegante del italiano Luca Travagliati (Porsche 911 S nº 126).

Itinerario de Barcelona

En esta 19ª edición, la salida barcelonesa del ‘Rallye Montecarlo Histórico’ revestirá una singularidad especial. Más allá de la extraordinaria lista de participantes que han elegido la Ciudad Condal como punto de partida, está el hecho de que nada más salir el rally se desplazará a la población de Viladrau, en cuya Plaza Mayor estará instalado un control de paso. Esta particularidad se debe a que el RACC ha querido respaldar el centenario de esta población en su relación con el mundo del motor, idilio que empezó el 2 de enero de 1916 con la Volta motociclista a Catalunya y que con el actual Monte-Carlo histórico vivirá uno de sus puntos álgidos.

Tras salir de la avenida de la Catedral, los participantes enfocarán el camino de la AP7 para salir en Parets, tomar la C17 hasta Tona y se desplazarán por Sant Miquel de Balenyà hasta Viladrau. A continuación, el rally hará un breve recorrido por la C-25 y se adentrará por la Cataluña interior hacia Sant Martí Sapresa, Anglès, La Cellera del Ter, Amer, Olot, Tunels de Capsacosta, Camprodón y Molló para pasar a Francia por Coll d’Ares.

Un rallye duro

El itinerario por el vecino país, siempre de noche, llevará a los coches a Amélie-les-Bains-Palalda y Castelnaudary (en ambas poblaciones con control de paso) para realizar varios sectores de enlace hasta Saint-Chinian, Courthezon y Saint-André-les-Alpes, lugar donde se reagruparán con el resto de participantes salidos de otras capitales para efectuar la primera zona de regularidad controlada, “Roquesteron-Bouyon” (18,83 km), y viajar a continuación hasta Mónaco, donde llegarán a partir de las 15.15h del sábado tras 1.139 km sin prácticamente pausa.

El domingo 31 de enero se disputará la etapa de Clasificación entre Mónaco y Valence, el lunes 1 y martes 2 de febrero las dos partes de la etapa Común, con inicios y parada intermedia en Valence y final de la misma en Mónaco, y el martes 2 y miércoles 3 la etapa Final, siempre con Mónaco como centro neurálgico de una etapa nocturna que quiere emular a la famosa noche del Turini. La llegada al podio, situado frente a la dársena sur del puerto de Mónaco, está prevista a partir de las 2.10h de la madrugada.