Dakar

- Kevin Muñoz

Una zapatilla que vale un Dakar

Después de casi 9000 km y 14 etapas, Carlos Sainz muestra el estado de la suela de su bota derecha.

Los futbolistas cuelgan las botas y los pilotos el casco, pero en esta ocasión el símil futbolístico tiene más importancia en el automovilismo. Siempre se relaciona la pericia y talento de los pilotos de carreras a sus manos, o incluso guantes – tan importantes para su seguridad -, pero, ¿alguna vez os habías preguntado cómo termina una zapatilla tras un Dakar?

El flamante ganador de la edición de este año, Carlos Sainz, ha querido compartir con todos sus seguidores de Twitter el estado en el que ha terminado la suela de su botín derecho. En la imagen se aprecia con claridad que dos semanas acelerando a fondo con el Peugeot 3008 DKR Maxi han pasado factura a la goma de la zapatilla.

La dureza de esta edición, con 9000 km de ruta y 14 etapas celebradas en Perú, Bolivia y Argentina, pasó factura a la bota derecha de Carlos Sainz, que muestra un evidente signo de desgaste y deterioro en su parte baja después de hacer frente el rallye más duro del mundo.

Sin duda una imagen curiosa, poco antes vista la que nos aporta ‘El Matador’. Y es que Sainz, como mítico piloto de la vieja escuela, siempre se aplica aquel lema que reza: “Ante la duda, ¡gas!”.