Dakar

- Redacción

Toyota saldrá a ganar en 2017

La marca nipona apuesta oficialmente por el Dakar con un potente equipo y un espectacular 4x2 basado en el Hilux.

La marca nipona apuesta oficialmente por el Dakar con un potente equipo y un espectacular 4x2 basado en el Hilux.

La apuesta de Toyota es firme, como lo demuestra la presencia de máximos responsables de la marca en el acto de presentación del coche en el Festival del Motor de Sudáfrica, en el mítico circuito de Kyalami.

La base sigue siendo el modelo Hilux, que ya ha demostrado su potencial en ediciones anteriores del Dakar –cuatro podios en los últimos 5 años–, pero totalmente transformado hacia la vertiente buggy de propulsión trasera que tanta efectividad ha demostrado en los Peugeot.

Será la octava evolución de Hilux, y su construcción nada tiene que ver con el coche actual. Aprovechando el reglamento FIA para los 4x2, el nuevo Toyota es más ligero (615 kg menos que el actual 4x4), la transmisión ahora se monta entre los dos ejes para mejorar el equilibrio del conjunto, la suspensión tiene mayor recorrido y las ruedas tienen mayor diámetro (940 mm frente a los 805 anteriores). Además, equipa un sistema de inflado y desinflado de neumáticos que se activa desde dentro, otra notable ventaja.

El motor sigue siendo el V8 atmosférico que Toyota ha venido utilizando hasta ahora en el Hilux, aunque sí cuenta con una brida de admisión de mayor diámetro, 38 mm, la misma que utiliza Peugeot en su 2008 DKR.

Para el equipo oficial unen sus fuerzas Gazoo Racing, la división motorsport de la marca, y Toyota South Africa Motors, la competitiva estructura que ha logrado consolidarse en la dura prueba sudamericana. Y lo harán a lo grande, con tres coches y pilotos consagrados como son Giniel de Villiers, Leeroy Coulter y el flamante campeón del mundo FIA de Rallyes Todo Terreno en 2016: Nasser Al-Attiyah.

Así las cosas, Nani Roma, que anunció en julio su participación en el próximo Dakar con Toyota, utilizará el competitivo V8 4x4 que con Al-Attiyah se ha proclamado campeón del mundo, coche que será preparado por el equipo belga Overdrive de Jean-Marc Fortin.