Rallycross

- Kevin Muñoz

Timo Scheider a por el WRX con un Seat Ibiza

El piloto alemán buscará ser Campeón del Mundo de Rallycross con un versión Supercar del exitoso vehículo español.

A por todas. Timo Scheider será uno de los nombres propios de la próxima temporada del Mundial de Rallycross. Después de la marcha masiva de todas las formaciones oficiales del certamen – Peugeot, Volkswagen, Audi y Ford-, el piloto unido al Grupo Volkswagen y doble campeón del DTM con Audi pretende añadir un nuevo título a su extenso y lustroso palmarés.

Scheider competirá en 2019 con un nuevo Seat Ibiza Supercar creado por el equipo germano all.inkl.com Münnich Motorsport. “Hemos reestructurado ligeramente el equipo y nos estamos preparando para los nuevos desafíos con la máxima diligencia y ambición”, comentó el teutón al confirmar su programa para la próxima campaña.

Todo parece indicar que 2019 será un año clave para valorar la continuidad del WRX, ya que sin fabricantes apoyando el certamen –a la espera de la electrificación de su máxima categoría- los equipos privados como el de Scheider tienen muchas opciones de luchar por una corona que hasta hace unos meses era completamente inalcanzable.

Precisamente, en estos términos y analizando la mala salud de la que goza en estos momentos en el campeonato, el vigente campeón de la especialidad, el sueco Johan Kristoffersson anunció el viernes su pase al WTCR de la mano de la estructura de Sébastien Loeb, en lo que fue el enésimo duro golpe al Mundial de Rallycross.