Raids

- Redacción

Teruel sigue existiendo

Como decía el lema, "Teruel también existe", la ciudad será el centro y base de la 35ª Baja Aragón, que tendrá un recorrido de 4 etapas y más de 800 kilómetros por los alrededores de la capital turolense.

Como todos los años, el recorrido de la Baja Aragón es secreto tanto para pilotos como para aficionados hasta el comienzo de la prueba, momento en el que se desvela el trazado durante las verificaciones administrativas.

Para facilitar la organización de todos los participantes y del numeroso público que se acerca a animarles desde los caminos, se han avanzado algunos detalles y novedades. El recorrido de la Baja Aragón 2018, la número 35 de su historia, tendrá un total de tres etapas, divididas en un tramo el viernes, dos el sábado y otro más el domingo.

Como en los últimos cinco años, la base de la prueba será la ciudad de Teruel y su Palacio de Exposiciones y Congresos, donde se ubicarán la oficina de carrera, paddock, parque de asistencia y parque cerrado.

Continuando con la novedad que se estrenó el año pasado, en esta edición las etapas principales serán diferentes y, además de incluir nuevas  zonas y trazados, los tramos que se recorren el sábado no se repetirán el domingo. Todos los sectores tendrán salida y llegada en la capital. La prólogo, que tendrá lugar el viernes, será en un emplazamiento en las cercanías de la ciudad de Teruel, para facilitar el desplazamiento de equipos y aficionados; se dará la salida desde el Palacio de Congresos de Teruel a las 16:00 horas para las motos (que saldrán en sentido inverso a su numeración); y a las 17:30 para coches. Tendrá un recorrido de aproximadamente 13 kilómetros.

El sábado y domingo todos los vehículos disputarán los tramos íntegramente en la provincia de turolense, en caminos cuidadosamente seleccionados dentro de las comarcas del Jiloca, Comunidad de Teruel y Cuencas Mineras, completando un total de 827 kilómetros, de los cuales más de 500 serán cronometrados. En total, 30 municipios recibirán la visita de la Baja Aragón, y podrán mostrar a los pilotos nacionales e internacionales la riqueza del territorio de esta provincia de la Comunidad de Aragón. La prueba, que cumple este año su XXXV edición, mantendrá su habitual espectacularidad, que la ha convertido en la cita europea más longeva de la especialidad del Cross Country, y en una de las mejor valoradas, que cada año recibe a los mejores pilotos del mundo.