Raids

- J.M. Fernández Pellón

Rubén Gracia, pentacampeón

La pasada semana la RFEdA modificaba la clasificación del Campeonato de España de TT de 2017. Debido a la exclusión por una irregularidad de Antonio Fortuny en el Rallye de Cuenca, el Campeón pasa a ser Rubén Gracia. El de Guadarrama es ahora pentacampeón, el único en la historia del TT español.

En su día la clasificación final del Rallye de Cuenca fue publicada como pendiente de los resultados de análisis de la AEPSAD (la Agencia Española de la Protección de la Salud en el Deporte). Ahora, un año después, una sentencia de esta agencia comunica una infracción que conlleva sanción para uno de los participantes, Antonio Fortuny, y ello modifica la clasificación oficial de esa última cita, con lo que con esa exclusión Rubén Gracia pasa a ser el Campeón de 2017.

De este modo Rubén Gracia, recientemente coronado como campeón de 2018 con Ford, obtiene cinco títulos consecutivos en sus seis temporadas de participación en el certamen, donde además ya en 2013 fuera subcampeón. Desde aquella temporada, este piloto ha tomado parte en 40 pruebas del CERTT, con las citadas 13 victorias, a las que sumar 7 segundos puestos y 3 terceros. O lo que es lo mismo, vencer en el 32,5 % de las ocasiones y terminar en el cajón en el 57,5 %. Rubén Gracia ha finalizado en meta en casi el 93 % de sus participaciones, registrando tan solo tres abandonos donde además y paradójicamente, dos de ellos lo fueron por causas ajenas a su propia responsabilidad deportiva.

Por todo esto, el piloto de madrileño no cabía en sí de alegría al conocer este nuevo e inesperado título: “Debo admitir que para nosotros esta resolución ha sido una sorpresa, pues es algo completamente ajeno a nuestro equipo y a nuestro control. Pero los reglamentos deportivos son claros al respecto y siempre hay que aceptar las reglas del juego. En lo deportivo, la temporada 2017 nos deparó tal cantidad de circunstancias contra las que luchar día a día que, pese a la demora en obtenerlo, de alguna manera nuestra satisfacción ahora compensa la espera. La incorporación de una nueva marca, la consolidación de nuestra novedosa estructura, los problemáticos comienzos, la impresionante remontada al límite... Fueron todos ellos desafíos que, después en frío, ven compensado con este título el enorme esfuerzo empleado para afrontarlos. Analizando el contexto común de todos estos años, vemos con total satisfacción que hemos conseguido algo muy difícil. La confirmación de que el exhaustivo trabajo ofrece sus frutos. Y creo que tanto yo como todo mi equipo debemos sentirnos felices por ello.”