Rallycross

- Claudio Luna

Rallycross: El Mini de Prodrive, con más de 400 CV

El rallycross es el futuro. Cada vez más expilotos de Fórmula 1 y del Mundial de Rallyes muestran su interés hacia esta especialidad, que a la vez está atrayendo la atención global de todos los medios.

Bien es cierto que cada vez se están encontrando más dificultades para organizar pruebas en caminos y carreteras abiertas, y que los presupuestos que se necesitan para llevar adelante estas carreras no siempre son completados con facilidad. El rallycross, una especialidad que solamente necesita un circuito permanente para competir, es una buena opción.

Además, la espectacularidad y la emoción del rallycross están en alza. Los pilotos se acercan a ella porque cuenta con un reglamento más abierto, con coches más espectaculares y más potentes. Los equipos y marcas oficiales no son ajenos a esto, y muchos de ellos están creando nuevas máquinas para competir por las victorias.

Prodrive es uno de estos equipos. Los británicos están preparando un Mini RX Rallycross derivado del John Cooper Works WRC. Eso sí, contará con un motor muchísimo más potente, en torno a los 400 CV, gracias a su enorme brida de 45 mm y a un intercooler especial. Con esto, y con el "adelgazamiento" al que se está sometiendo –pasará de 1.350 a 1.210 kg–, el coche será una auténtica bomba.

En breve lo veremos en las mejores competiciones de los X-Games y Rallycross del mundo.