Off road

- Laura Martín

El primer Campus Féminas Off Road, todo un éxito

Este curso estaba dirigido exclusivamente a mujeres que quisieran introducirse en el mundo del todoterreno y que nunca hubiesen tenido licencia de automovilismo.

Este fin de semana se ha celebrado el primer Campus Féminas Off Road en el que se dieron cita numerosas pilotos y copilotos del mundo de los rallyes, que oficiaron como monitoras y profesoras de este campus.

La idea del curso surgió, como suele ocurrir con los mejores proyectos, de la forma más “tonta” posible; durante una comida en una de las visitas de la RFEdA a las instalaciones de la Masía Pelarda, en Teruel. Fue allí donde surgió la idea de organizar unas jornadas que acercasen dicha disciplina a mujeres jóvenes y sin experiencia.

El objetivo de este curso no era otro que sentar las bases de la competición en la modalidad Off Road a mujeres que nunca hubiesen tenido licencia federativa de automovilismo. Los únicos requisitos para inscribirse eran: no haber tenido licencia, ser mayor de edad y tener permiso de conducir B1. De esta forma, un total de 10 mujeres pudieron disfrutar y aprender de profesoras de la talla de Cristina Gutiérrez, Mónica Plaza, Fina Román, Angélica Camacho, Rebeca Liso, Pochola Hernández, Suan Guerrero y Laura Díaz.

Aunque en un principio se trató de un proyecto pensado para 2018, finalmente obtuvieron una subvención por parte del Consejo Superior de Deportes para llevarlo a cabo antes de acabar el año.

La primera de las actividades esperaba a las chicas nada más llegar el viernes, pues tenían una pequeña introducción a la competición de raids para entrar, más tarde, en el mundo de la regularidad. El sábado lo primero en la agenda era la conducción deportiva, donde recibieron sus primeras nociones sobre dónde y cuánto frenar, cómo trazar, etc… Después las enseñarían a sortear los baches de los tramos turolenses, el escenario idóneo para recibir estas clases.

El campus contó con un plantel de profesoras de lujo, con Cristina Gutiérrez o Mónica Plaza entre otras.  | Campus Féminas Off Road

Se dividieron en dos grupos y, mientras unas iban aprendiendo la labor del equilibrio de los tiempos en regularidad, las otras trabajaban con dos Toyota Aygo en el circuito de velocidad. Después de comer era el turno de realizar la función del copiloto, aprendiendo lo básico sobre los controles horarios o la lectura del roadbook, entre otros.

El mismo sábado, tras la cena, Cristina Gutiérrez y Fina Román se dispusieron a contar anécdotas y consejos tras su experiencia en el Dakar. A la mañana siguiente y, como colofón final, las chicas pudieron disfrutar de la “Experience Sharing” de la mano de Mónica Plaza, que estaba recién llegada del Trofeo Navidad del Jarama y que les dio la última clase antes del examen final.

Dicho examen constaba de una prueba frente al cronómetro en un circuito limitado por conos. También se las evaluó como copilotos en regularidad. De esta forma finalizaba una aventura que seguro no olvidarán ni las participantes ni las profesoras. Tras el éxito de esta primera edición, el deseo por parte de todas y de la RDEfA es continuar en esta dirección de cara a 2018.