Dakar

- Josep Viaplana

El Peugeot 3008 DKR, listo para Sainz

La máquina con la que el equipo francés defenderá su título de la pasada edición en el Dakar 2017 destaca por su agresividad, una línea más aerodinámica y una nueva suspensión delantera.

La máquina con la que el equipo francés defenderá su título de la pasada edición en el Dakar 2017 destaca por su agresividad, una línea más aerodinámica y una nueva suspensión delantera.

Peugeot desveló anoche las primeras imágenes del nuevo 3008 DKR, un vehículo basado en el 2008 DKR con el que el francés Stéphane Peterhansel ganó el Dakar en el pasado mes de enero. El coche será presentado al público en el próximo Salón de París (1-16 de octubre), aunque las primeras imágenes que nos llegan ya descubren que es una evolución del anterior y que utiliza la carrocería del nuevo modelo que la marca francesa lanza al mercado.

A simple vista, las modificaciones del buggy pasan por las nuevas ópticas frontales y traseras, mejor aerodinámica y del sistema de refrigeración del motor, pero los pilotos van a encontrarse como principal novedad el cambio de la suspensión delantera para mejorar las reacciones en las frenadas y en las pistas de rallye, lo que hace que ahora será más manejable. Se ha adaptado también a la nueva reglamentación, ya que la brida pasa a ser de 38 milímetros, en vez los 39 del año pasado, con lo que se pierden 20 caballos.

Carlos Sainz y Cyril Despres, reciente ganador del Silk Way Rally, lo estrenarán en el próximo Rallye de Marruecos, donde se comprobará que todas las modificaciones que se han hecho con el anterior modelo funcionan correctamente. Sainz ya condujo en la Baja Aragón el coche con los últimos avances.