Dakar

- Redacción

Nani Roma dice adiós al Dakar 2015

La organización no le ha dejado tomar la salida esta mañana porque ayer se saltó varios way points, tras sufrir un grave accidente. Los mecánicos han trabajado toda la noche para reparar su MINI ALL4 Racing pero a última hora le han comunicado la exclusión.

El piloto español se explicaba así tras conocer esta decisión de la organización: “Es una pena acabar así porque después de todo lo que hemos pasado queríamos llegar a Buenos Aires”.

Nani Roma ha dicho adiós al Dakar 2015, a pesar de hacer todo cuanto estaba en su mano para no abandonar. El piloto de KH-7 ha sido excluido esta mañana por saltarse ayer varios way points mientras se dirigía al campamento, tras haber sufrido un aparatoso accidente durante la décima etapa. “Es triste acabar de esta forma”, ha confesado el de Folgueroles.

El campeón del 2014 llegó de noche a la meta de Salta con su Mini ALL4 Racing muy dañado después de dar tres vueltas de campanas en el kilómetro 193 de la especial. Su equipo Monster Energy X-Raid Team se puso manos a la obra para reparar los desperfectos y permitir que el de KH-7 estuviera hoy en la línea de salida de la antepenúltima etapa.

Sin embargo, todos los esfuerzos han resultado en vano, ya que la organización ha decidido excluirlo por saltarse más way points de los permitidos por la reglamentación. “Ya estábamos en la salida cuando los comisarios nos han informado que estábamos fuera de carrera. Es una pena porque después de todo lo que hemos pasado nos hubiera gustado llegar a la meta de Buenos Aires”, confesaba Nani Roma.

Lejos de polemizar, el piloto de KH-7 explicaba que “son cosas que pasan y es mejor no darle demasiadas vueltas. Lo que más me duele es que el trabajo de los 15 mecánicos de mi equipo durante toda la noche para dejar el MINI a punto no haya servido de nada. Pero está claro que después de lo mal que empezamos, este Dakar no podía acabar bien para nosotros”.

De lo que sí se queja Nani es de la peligrosa situación vivida ayer. “El roadbook no estaba bien hecho y el agujero donde volcamos no estaba señalizado. Eso sí es grave, ya que podía haber pasado una tragedia. Nosotros fuimos los primeros en pasar y nos lo tragamos. Por suerte no nos hicimos daño y pudimos avisar a los demás del peligro. Son cosas que no deberían suceder y menos en una carrera como el Dakar”, ha denunciado molesto.

Todavía en caliente, el piloto de KH-7 hacía una rápida valoración de su accidentada participación en esta edición: “Ha sido una lástima no poder luchar por defender el título en ningún momento, pero la experiencia nos ha servido para aprender de cara al futuro. Tanto mi copiloto Michel Périn como yo hemos pasado momentos muy duros que nos han hecho fuertes y, por extraño que parezca, debemos sacar cosas positivas de todo esto para regresar en 2016 con más fuerza que nunca”.

Un injusto final para el campeón del Dakar 2014 y uno de los tres únicos pilotos de toda la historia de esta prueba capaz de conquistar la victoria en coches y motos. Cabe recordar que sus aspiraciones de revalidar el título este 2015 se vieron truncadas a los 3 kilómetros de la primera etapa por culpa de una avería en la bomba de aceite de su vehículo.