Dakar

- Laura Martín

Marc Coma dice adiós a la ASO

Tras cumplir su objetivo, el catalán deja los mandos de la prueba para centrarse en nuevos objetivos.

Nadie esperaba una noticia como esta. Tras tres años al frente del rally-raid más duro del mundo, Marc Coma anunciaba este fin de semana su retirada como director deportivo del Dakar.

Desde que este entrara en la organización de la prueba, el recorrido ha ido superándose por momentos. Se notó la diferencia cuando Coma dejó de participar en la carrera para pasarse a dirigirla y organizar su recorrido. Año tras año el nivel de la prueba ha ido aumentando considerablemente, a la par que lo ha hecho la dureza que tantos pilotos venían pidiendo años atrás.

Este año, sin duda alguna, ha sido el mejor de los Dakares que se recuerdan en tierras sudafricanas. Por eso, y tras recibir las felicitaciones por parte de todo el colectivo de pilotos, equipos y público, lo último que podíamos esperar era que Marc Coma abandonase su puesto como director deportivo del Dakar.

Los motivos que podrían haberle llevado a tomar esta decisión no están del todo claros, pero Coma parece tener nuevos retos futuros tras haber cumplido su gran misión en esta prueba. Según sus propias palabras, en el comunicado explica que: “Después de haber sido competidor del Dakar y ganarlo cinco veces, ha sido maravilloso poder descubrirlo entre bambalinas, conocer lo que hay detrás de su imponente decorado. Estar en el corazón del rally durante tres años, en contacto con especialistas entregados y muy profesionales, me ha enseñado a valorar el compromiso que demuestran todos los equipos de la organización en este evento único en el mundo. Solo puedo desear que el Dakar siga haciéndonos disfrutar y soñar durante muchos años más”.

Coma podría tener planes futuros con algo relacionado a KTM o quizás esté pensando en pasarse a las cuatro ruedas como ya lo hicieran en su día Stéphane Peterhansel o Nani Roma.

Sin duda alguna, va a dejar un gran vacío dentro de la organización de la prueba, dejando el listón más que alto para quien vaya a ocupar su puesto a partir de ahora.