Rallycross

- Claudio LUNA

GRX entra en World RX con Niclas Gronholm

El equipo finlandés GRX y el piloto Niclas Gronholm, hijo del doble campeón del WRC, Marcus Gromholm, confirmaron que disputarán el Campeonato Mundial de Rallycross

El equipo finlandés GRX y el piloto Niclas Gronholm, hijo del doble campeón del WRC, Marcus Gromholm, confirmaron que disputarán el Campeonato Mundial de Rallycross 2017 con un Ford Fiesta RX construido por M-Sport.

Gronholm participará en las 12 reuniones del campeonato con GRX, que se ha unido a Set Promotion para llevar a cabo este programa. El Fiesta RX se está preparando en la base de M-Sport en Cumbria, al norte de Inglaterra.

Gronholm, de 20 años, compitió en el Campeonato Mundial de Rallycross en 2016 con un programa completo, ya que antes había hecho apenas había realizado la carrera de Suecia 2015.

En su año de aprendizaje y desarrollo, el finlandés llegó a las semifinales dos veces: en Suecia y en Canadá. Gronholm fue campeón de Rallycross finlandés en 2015, y ya tiene experiencia en todos los circuitos del Mundial de RX, con la excepción de la ronda final en Sudáfrica, que es nueva incorporación en el calendario.

"Todo debería ser mucho más fácil este año. Sé cómo funcionan las carreras, y conozco las pistas, y esto es una gran ventaja si se compara con el año pasado", explicó Gronholm. "Hemos estado trabajando mucho este invierno pilotando en casa en Finlandia en el hielo. El año pasado sólo hicimos uno o dos días, y luego un par de pruebas en el coche de rallycross, pero esta temporada estamos mucho mejor preparados. Conozco a todos los que trabajan en el equipo, y creo que todo irá mucho mejor este año. Todo está en nuestras propias manos y es más fácil de controlar".

El propietario de GRX, Marcus Gronholm, concluyó: "Tenemos un coche nuevo para este año, es el Fiesta RX que fue pilotado previamente por Ken Block. Nuestros mecánicos están trabajando en M-Sport para prepararlo, y estará listo en un par de semanas para que podamos tener algún tiempo para hacer algunas pruebas antes de la temporada. El año pasado fue difícil para Niclas porque llegamos como principiantes directamente al Campeonato del Mundo. Ahora creo que debería ser un poco más fácil porque conoce las pistas y ha tenido tiempo para practicar durante el invierno con algo de rallye conduciendo".