Off road

- Redacción

Esteve también estará en Marruecos

El piloto del Repsol Rally Team aprovechará el raid africano para afinar su preparación para la próxima edición del Dakar.

El Repsol Rally Team afronta su último gran test antes del Dakar en el desierto africano. Isidre Esteve disputará, del 4 al 9 de octubre, el Raid de Marruecos con su renovado prototipo BV6 con los mandos adaptados al volante.

Será la reaparición del piloto de Oliana tras firmar el pasado verano en la Baja Aragón su mejor resultado mundialista desde que regresó a la competición. “Por sus características, la carrera marroquí es ideal para preparar el nuevo formato del Dakar peruano y calibrar nuestro nivel con el resto de equipos”, ha comentado el piloto español.

“Será un gran test para ver el comportamiento del coche en las dunas después de las últimas mejoras introducidas y comprobar dónde estamos respecto a nuestros rivales”, continuó diciendo el piloto de Oliana, que ya estrenó las modificaciones técnicas durante la pasada Baja Aragón, en la que pudo constatar un gran progreso. El salto cualitativo se tradujo, no ya solo en sensaciones, sino también en resultados. El piloto del Repsol Rally Team terminó la dura prueba turolense, puntuable para la Copa del Mundo de Rallys Cross-Country, como tercer clasificado de T1.2 (vehículos todo terreno modificados diésel) y 16º absoluto, su mejor resultado mundialista desde que regresó a la competición hace siete años.

El vehículo de Esteve ha experimentado una significativa evolución respecto a la del año pasado, cuando firmó una destacada 21ª posición en el Dakar. Concretamente, se han recortado 25 cm de frontal, ampliado 30 milímetros el recorrido de la suspensión e incorporado unos frenos de mayor tamaño. Otra novedad importante es que va calzado por los nuevos BFGoodrich All-Terrain T/A KDR2+, reservados en el pasado Dakar para los equipos oficiales.

El Rally de Marruecos se disputará del 4 al 9 de octubre por los alrededores de Fes y Erfoud. Los participantes deberán recorrer más de 2.000 kilómetros en total, 1.362 cronometrados, repartidos en una prólogo y cinco duras etapas. La prueba reunirá a buena parte de los participantes en el próximo Dakar, por lo que supondrá una buena piedra de toque para el Repsol Rally Team. “Será el último gran test para todos, ya que en poco más de un mes, los vehículos ya estarán viajando a Sudamérica. Así que trataré de aprovechar y disfrutar hasta el último kilómetro, sin olvidar que nuestra prioridad es ganar ritmo de carrera y acumular kilómetros de competición para llegar en las mejores condiciones posibles al Dakar 2019”, sentencia Isidre Esteve.