Dakar

- J.M. Fernández Pellón

Cristina Gutiérrez y Pablo Huete, al asalto del Dakar

Esta mañana se ha presentado en la Ciudad Financiera de Banco Santander uno de los equipos españoles que participará en la próxima edición del Dakar. Se trata del formado por Cristina Gutiérrez y Pablo Huete, que disputarán su segundo Dakar juntos a bordo del Mitsubishi Eclipse Cross Proto.

Para la piloto burgalesa este Dakar 2020 será el cuarto desde que debutara en la prueba faro del Todo Terreno en 2017. Tras competir y acabar los dakares de 2017 y 2018 con un Mitsibishi Montero de la categoría T3, Cristina dio el pasado año un cambio al planteamiento técnico de su presencia en los raids contando con un Mitsubishi Eclipse Cross Proto. Este coche, construido por el equipo francés Sodicars, cuenta con un chasis diseñado por Fouquet Competition. Dispone de un motor 3.0 turbodiésel de 6 cilindros en línea biturbo que ofrece una potencia máxima de 340 caballos y dispone de caja de cambios de seis velocidades de la firma Sadev. Esta misma marca es la que proporciona los diferenciales delantero y trasero de discos, puesto que se trata de un vehículo 4x4. En cuanto a suspensiones dispone de dobles conjunto muelle amortigador firmados por Öhlins.

En sus participaciones en el Dakar Cristina ha mejorado su clasificación de año a año, y en 2020 el objetivo es superar el puesto 26 que consiguió el pasado año en su debut con el Eclipse Cross. Con el apoyo de importantes patrocinadores, como son Santander Consumer, Mitsubishi, Easy Gas Exo (nueva incorporación), la Diputación de Burgos y cómo no, el concesionario Mitsubishi de esta ciudad, Uremovil, su primer esponsor cuando comenzó en las carreras, @cris_tortu está ilusionada con conseguir un buen resultado este año.

Gracias al trabajo de Sodicars, y especialmente a lo conseguido por Pablo, que además de copiloto es responsable técnico del coche, se han mejorado muchos de los aspectos del mismo. Se ha tratado de rebajar y reubicar lo mejor posible el peso del conjunto, y por ejemplo ahora la imagen del coche es más fiel a la del coche de calle, que era uno de los intereses de Mitsubishi. Es más ligero y se ha trabajado mucho en cuanto a la entrega de potencia del motor y su refrigeración. Hemos buscado que el coche sea más estable a alta velocidad. Las ruedas de recambio irán ahora tumbadas en las etapas “normales”, en las que llevaremos dos. En la jornada “Marathon”, que llevamos tres, irán verticales. En cuanto a mi preparación, hemos realizado unos test en Marruecos en las dunas y todo el mundo dice que esa arena se parece más a Arabia Saudí, que a la que había en Sudamérica”.