Dakar

- Kevin Muñoz

Carlos Sainz y Peugeot preparados para su último reto

El piloto español intentará alzarse con la victoria en la última participación oficial del equipo francés.

Cuatro años. Peugeot Sport pondrá fin a su programa oficial en raids con la disputa del Rallye Dakar 2018. Esta será la cuarta edición consecutiva que la formación gala tome la salida de la prueba más dura del mundo y lo hará buscando su tercer triunfo.

Con un auténtico Dream Team, Peugeot tiene en Carlos Sainz a una de sus grandes bazas para llevarse la victoria en el cono sur. El piloto madrileño quiere terminar su relación con el fabricante francés de la mejor manera, adjudicándose su segundo Dakar después de quedarse sin opciones en las últimas ediciones por problemas mecánicos y accidentes.

Ayer, Sainz, junto a su copiloto Lucas Cruz, realizó un pequeño shakedown con su Peugeot 3008 DKR Maxi que le sirvió para coger sensaciones de cara a la primera etapa que se disputa esta tarde, que constará de sólo 31 km cronometrados y un enlace de 241 km que unirá Lima con Pisco (Perú).

El Dream Team de Peugeot listo para afrontar su último Dakar. | Peugeot Sport

"Era importante comprobar que la configuración de los coches era exactamente como la habíamos establecido. El equipo es muy disciplinado, así que lo encontré exactamente igual que cuando lo probé por última vez: esto es muy tranquilizador mientras nos preparamos para el comienzo del Dakar”.

Durante las verificaciones, Carlos Sainz recibió un gran reconocimiento por parte de los organizadores del Dakar. Tal y como se puede apreciar en la foto principal del artículo, ‘El Matador’ ya es considerado una leyenda del Dakar y como tal portará ese distintivo en su coche.

“Con este Peugeot 3008 DKR Maxi me siento un poco más relajado antes de la salida del rallye de este año. Ahora es la última evolución de lo que ya era un muy buen coche", añadió Carlos Sainz antes de un Dakar en el que parte en el grupo de favoritos.