Dakar

- Juan Manuel Fernández Pellón

Carlos Sainz y Lucas Cruz abandonan por avería en la carcasa del cambio

El kilómetro 213 de la décima etapa, Belén-La Rioja, ha sido fatal para las aspiraciones de Carlos Sainz y Lucas Cruz de hacerse con su segunda victoria en el Dakar. El Peugeot 2008 DKR16 de la pareja española se ha detenido al romperse la carcaza del cambio.

Se trataba posiblemente de la etapa más difícil del Dakar para el equipo español. Tras imponerse en la jornada de ayer y colocarse líderes de la prueba, en esta décima etapa partían como primer coche, con cinco motos únicamente por delante.

Una etapa, aún sin finalizar, que ha llevado de cabeza a los pilotos ya que muchos de ellos perdieron mucho tiempo para encontrar el WP1, incluido Sainz, que al parecer sufrió un pinchazo además. Nasser Al Attiyah ha volcado y Peterhansel también cedió tiempo en el WP1. Pero finalmente el francés aventajó a Sainz, que empezó a perder mucho tiempo, hasta veinte minutos, antes de pararse con esa avería en su coche.

Una verdadera lástima porque la pareja española estaba cuajando una carrera sensaciones y estaban camino de lograr su segunda victoria en esta carrera. Lo importante, además de ver que Sainz está en plena forma, es que el Peugeot 2008 DKR es un coche competitivo, siendo el español el máximo responsable del positivo giro que dio este coche a lo largo de este año.