Dakar

- Redacción

Alonso: “Me gustan los retos imposibles... sobre el papel”

Tras la presentación oficial de Toyota en Tarragona, coincidiendo casi con el inicio del RallyRACC, el asturiano confirmó que se enfrentará a su reto más apasionante hasta ahora.

Después de la presentación de los equipos de Toyota de cara al Dakar, que arrancará a principios de enero de 2020, Alonso aseguró que afronta seguramente el reto más grande de su carrera deportiva, un reto apasionante: “El reto del Dakar es, seguramente, el más grande que he afrontado en mi carrera deportiva. Pasar del asfalto a las dunas… Son dos conceptos completamente diferentes en el mundo del motor. El afrontar cosas imposibles sobre el papel, el intentar hacerlas posibles en 6-7 meses de preparación es un reto apasionante y es en el que estamos ahora con Toyota, el equipo y todos mis compañeros, que tienen gran experiencia y me están ayudando mucho”.

Además, el piloto asturiano explicó cómo se está aclimatando a una disciplina tan diferente a las que suele afrontar, dentro de un circuito y no en pistas, caminos y dunas: “Las sorpresas vienen siempre de cosas pequeñas que van sucediendo en el día a día. Dificultades como leer el terreno, dificultes como tener que aprender un mínimo de mecánica para, en el caso de tener alguna avería durante alguna etapa, intentar resolverla, la duración de las etapas… hay muchas sorpresas en este reto que para mí son completamente nuevas. Poco a poco hay que intentar adaptarse y llegar lo más preparados a enero”.

Es difícil marcarse un objetivo ya que no tengo ningún tipo de experiencia como para tener una vara de medir nuestras prestaciones. Me gustaría acabar la prueba, es la carrera más dura del planeta, con un 60% de abandonos, de cada diez coches solamente cuatro llegan a meta. Ser uno de esos cuatro sería ya una pequeña victoria para nosotros. Luego, ser competitivos, o al menos en alguna etapa intentar estar entre los primeros, sería también un objetivo a corto plazo”, añadió Alonso.

Con respecto a su integración dentro de la familia Toyota, Alonso hizo hincapié en la profesionalidad y gran trabajo de todos los miembros de los equipos con los que ha trabajado: “Los dos equipos de Toyota Gazoo Racing en los que he estado, tanto en el Campeonato del Mundo de Resistencia como en el Dakar, son dos equipos que tienen muchas cosas en común, buscan los límites del coche, intentar siempre obtener los máximos resultados, con la máxima profesionalidad, una disciplina muy grande en el trabajo como todo el Grupo Toyota tiene. Esos valores les han hecho ser campeones tanto de Le Mans como del Campeonato del Mundo de Resistencia y también del último Rally Dakar. Por tanto, estar involucrado en un equipo de Toyota Gazoo Racing garantiza más o menos un cierto éxito porque están muy preparados. Estoy en las mejores manos. Intentar disfrutar de la experiencia y aprender de ellos también”.

 

Además, Alonso no quiso dejar pasar la oportunidad de felicitarse por la elección de su copiloto para el Dakar, Marc Coma, para el que sólo tiene buenas palabras: “Tener al lado a Marc Coma para mi es fundamental. Es un piloto con muchísima experiencia, una leyenda del Dakar. Aunque sea para él una primera experiencia como copiloto después de haber participado siempre en la categoría de motos, tiene una capacidad de lectura del terreno, una intuición en las dunas, en todo lo que va a ser el rallye, que muy pocos tienen. Yo necesitaba algo más que un copiloto, ya que yo no tengo experiencia y necesitaba a alguien con mucha para que me pudiese ayudar y con Marc hemos encontrado el hombre perfecto. No sólo como copiloto sino también como una ayuda extra para mí en momentos de dificultad. Formamos un buen equipo”.