Fórmula 1

- Kevin Muñoz

Vettel se la devuelve a Hamilton con Alonso quinto

El piloto de Ferrari se alza con la victoria en el Gran Premio de Australia tras clavar la estrategia de carrera. El asturiano brilla con su McLaren y Carlos Sainz salva un punto al terminar décimo.

Típica carrera de inicio de temporada. El Circuito de Albert Park suele provocar pruebas algo anómalas y este año no ha sido una excepción. Cuando todo parecía encaminado a una contundente victoria de Lewis Hamilton, el safety car virtual ha cambiado el sino final a favor de Sebastian Vettel.

El alemán de Ferrari ha rodado en tercera posición durante la primera parte de la carrera, lejos del líder Hamilton y de su compañero Kimi Raikkonen. Pero tras las paradas en boxes de los dos primeros, Vettel ha entrado al pit lane justo cuando se ha activado el coche de seguridad virtual. Esta gran estrategia del equipo italiano ha situado, de facto, al tetracampeón teutón al frente de la clasificación.

Tras ello, Vettel ha demostrado su talento defendiéndose de los ataques de un Hamilton desesperado, que no entendía como se le había escapado una victoria tan clara en el Gran Premio de Australia. El podio lo ha completado un apático Raikkonen, que como el británico de Mercedes tampoco parecía saber cómo su compañero le había robado la cartera mientras mantenía a raya al local Daniel Ricciardo.

Aprovechando todas las circunstancias, Alonso ha logrado terminar quinto. | Manuel Goria / SUTTON

Gran actuación de Fernando Alonso.  El bicampeón del mundo ha sabido aprovechar todas las situaciones que se han dado para cruzar la línea de meta en quinta posición. Al inicio, ha superado a Carlos Sainz tras una pequeña salida de pista del madrileño, y después, al igual que Vettel, ha clavado la estrategia en el momento oportuno. Lo mejor del día, sin duda, la defensa del asturiano de las constantes intentonas de un Max Verstappen que ha estado muy errático – ha hecho un trompo en los primeros compases que le han costado varias posiciones-. Buen punto de partida para la relación entre McLaren y Renault, Alonso está convencido de que las mejoras que llegarán le harán pelear por posiciones de cabeza en un futuro no muy lejano.

Carlos Sainz ha tenido una carrera muy dura. El tubo del agua de su casco no ha funcionado correctamente, haciéndole beber mucho líquido al inicio. El madrileño ha comentado que tenía náuseas, pero aún así ha conseguido salvar un punto al finalizar décimo con su Renault.

La clave de la carrera ha sido el periodo de safety car virtual que ha provocado Romain Grosjean. El francés ha dejado aparcado su Haas en la segunda curva después de parar en boxes, donde el equipo americano ha tenido problemas con la pistola trasera izquierda y le ha dejado la rueda sin apretar debidamente – su compañero Kevin Magnussen ha abandonado por el mismo motivo minutos antes-. Pese a la decepción, los Haas habían llegado a rodar en el Top 5, demostrando su inesperado potencial.