Fórmula 1

- Juan Manuel Fernández Pellón

Verstappen, héroe en Barcelona. Sainz sexto y abandono de Alonso

Max Verstappen se impuso en el GP de España de F1 a los mandos de su Red Bull. El holandés se convierte en el piloto más joven de la historia en imponerse en un GP. Carlos Sainz, sexto, logra su mejor resultado en la F1.

Carrera atípica la vivida este domingo en Barceloona. Un toque entre los dos Mercedes que pugnaban por la primera posición en la primera vuelta, dejó a los dos pilotos del equipo dominador fuera de carrera. Nico Rosberg superó al poleman Lewis Hamilton en la primera curva, y el británico, cuando trataba de recuperar su lugar, se lo llevó por delante en la cuarta curva.

La desaparición de los Mercedes dejó la carrera en un mano a mano entre los dos pilotos de Red Bull, Daniel Ricciardo y Max Verstappen contra los dos de Ferrari, Kimi Raikkonen y Sebastiab Vettel. Todo ello con un Carlos Sainz que se colocó tercero tras esa primera vuelta en la que tuvo que aparecer el Safety Car.

El desenlace de la carrera se decantó del lado de los de Red Bull, con triunfo para Max Verstappen, el piloto más joven de la historia en ganar un GP, relegando a Sebastian Vettel. El holandés mantuvo una bonita lucha con Raikkonen, que no pudo superarlo pese a intentarlo durante la segunda mitad de la carrera. Ambos optaron por una estrategia de dos paradas que les llevó a acabar por delante de sus compañeros, Vettel y Ricciardo, que optaron por tres. El australiano, cuando estaba a punto de superar al de Ferrari en el final de la carrera sufrió un pinchazo que le obligó a parar una cuarta vez, pero sin perder esa cuarta plaza. Tras él finalizó Valtteri Bottas.

Carlos Sainz, sexto, hizo una fantástica carrera, logrando la sexta posición, su mejor resultado en la F1, mejorando el séptimo del GP de USA del pasado año. El madrileño vivió emocionantes luchas con los dos pilotos de Ferrari, a los que les puso muy difícil el adelantamiento.

Mientras tanto, Fernando Alonso no pudo acabar la carrera por una avería en su monoplaza cuando rodaba duodécimo. Su compalñero Jenson Button, fue noveno.