Fórmula 1

- Juan Manuel Fernández Pellón

Sainz y Renault, caliente, caliente

El GP de Singapur de F1 este fin de semana va a ser crucial para el futuro de Carlos Sainz. Su fichaje por Renault parece inminente.

El madrileño ha viajado a Singapur como piloto de Toro Rosso, el segundo equipo de la empresa de bebidas energéticas Red Bull, y podría regresar a España como piloto de Renault para 2017.

Todo parece indicar que el GP de Singapur, décimoquinta prueba del Mundial de 2016, del que, incluido ella, restan siete carreras por disputar, es el fin de semana clave para que las negociaciones entre Red Bull y Renault lleguen a buen puerto. Hay varios temas sobre la mesa, uno de los más importantes la cesión del contrato de Carlos Sainz para que este pueda incorporarse al nuevo equipo oficial Renault en 2017.

Carlos Sainz, que el pasado 29 de junio renovó con Red Bull para seguir pilotando en Toro Rosso al haber ejercido el equipo de la bebida energética la opción de prolongación de su contrato por una temporada más, ha seguido no obstante sonando como uno de los pilotos que lidere el equipo Renault a partir de 2017.

En una negociación con importantes implicaciones –el valor de la “liberación” de Sainz se cifra además de en un precio económico, en una sustancial rebaja en el precio de los motores que Renault suministrará en 2017, no solo a Red Bull sino también a Toro Rosso- la firme decisión de Renault de contar con Sainz podría llevar a buen puerto este fichaje. Una asociación, la de Sainz y Renault, que podría llevar debajo del brazo un tercer elemento: el patrocinio de MoviStar, deseosa de unir su nombre a uno de los pilotos más prometedores de la actual parrilla de la F1.