Fórmula 1

- Josep Viaplana

Rosberg reacciona en México

Nico Rosberg ha conseguido la cuarta victoria de la temporada en una carrera en la que Lewis Hamilton siempre ha tenido que jugar a la contra.

Nico Rosberg ha podido lucir la mejor de sus sonrisas esta noche en México, donde ha conseguido la cuarta victoria de la temporada y donde ha podido sacudirse del dominio de Lewis Hamilton, que ha acabado segundo en un Gran Premio que ha congregado a 120.000 aficionados en sus tribunas y que ha resultado todo un éxito.

El regreso de la F1 a México 23 años después ha sido más que acertado y el calor que emanaban de los aficionados ha contagiado a los pilotos, que sin ser una carrera tan espectacular como la que vivimos la pasada semana en Austin nos ha deparado batallas de gran calado.

Nico Rosberg esta vez no se dejó sorprender por Lewis Hamilton en la salida y el inglés ha tenido que hacer toda la carrera a remolque. Las diferencias han sido mínimas, casi nunca por encima de los dos segundos, pero lo cierto es que esta vez el triunfo del alemán era inapelable. No cometió el más mínimo error y la estrategia del equipo, esta vez sí, ha jugado a su favor.

Hamilton, que en Estados Unidos ya aseguró el título de pilotos, no ha tirado nunca la toalla, pero tampoco ha mostrado la agresividad que le caracteriza. Antes de la carrera Toto Wolff cogió a sus dos pilotos y les leyó la lección para que no chocaran entre sí. El único lance polémico de la carrera lo protagonizó el inglés, cómo no. Después de la segunda parada en boxes de Nico Rosberg en la vuelta 45 le han ordenado que entrara a cambiar sus neumáticos, pero en el primer intento no lo ha hecho y los mensajes por radio han aumentado de tono hasta que su ingeniero le ha dicho que entrara “por razones de seguridad”. Hamilton, evidentemente, no se creía la excusa y lo ha dejado bien patente cuando ha expresado su voluntada de hablarlo después de la carrera porque él creía que con esas gomas podía llegar hasta el final.

Ha sido una anécdota dentro de un gran premio que ha coronado a Nico Rosberg y en el que el tercer invitado del podio, el finlandés Valtteri Bottas, ha protagonizado una batalla con Kimi Raikkonen que nos ha recordado el choque que ya tuvieron en Rusia. Esta vez, sin embargo, el resultado ha sido diametralmente opuesto. Si en Sochi abandonó Bottas, esta vez le ha tocado a Raikkonen, quien pese a su enfado ha sido el que ha provocado el incidente.

Se esperaba, por otro lado, que Sebastian Vettel pudiera pelear contra Mercedes por la victoria, pero el alemán ha tenido una carrera nefasta. En la salida le ha ganado la partida Daniil Kvyat y después se ha tocado con Daniel Ricciardo, lo que ha provocado un pinchazo en su Ferrari. La carrera de Vettel a partir de entonces ha estado repleta de errores de pilotaje en su desesperado intento por remontar y ha acabado estrellándose contra el muro en la vuelta 52.

Valtteri Bottas no lo ha tenido fácil en su camino hacia el podio, una recompensa que también han pretendido Kvyat y Ricciardo, mientras que Felipe Massa y Nico Hulkenberg han estado siempre cerca pero a su vez lejos de una batalla en la que también ha estado durante gran parte de la carrera el joven y sorprendente Max Verstappen, que al final se ha visto superado por Sergio Pérez, el héroe local, quien ha mantenido una cerrada lucha con Carlos Sainz. El madrileño ha hecho una gran carrera, metiéndose en la zona de puntos hasta que después del segundo pitstop los neumáticos que ha montado no han dado el rendimiento que se esperaba de ellos.

Hay que destacar, por último, el descalabro total de McLaren. Si Jenson Button no pudo salir a la crono ayer por problemas en la unidad de potencia, Fernando Alonso ha tenido que abandonar en la segunda vuelta por problemas en el motor eléctrico, que han sido detectados en un reconocimiento previo a la carrera. Después de meditar no tomar la salida, sí han estado en la parrilla por respeto a los aficionados.

La próxima carrera, después de un paréntesis de una semana, se disputará en Sao Paulo el próximo 15 de noviembre.

Clasificaciones

Gran Premio de México (71 vueltas = 305,354 kms):

1. Nico Rosberg (ALE/Mercedes) 1h.42:35.038

2. Lewis Hamilton (GBR/Mercedes) a 1.954

3. Valtteri Bottas (FIN/Williams) a 14.592

4. Daniil Kvyat (RUS/Red Bull) a 16.572

5. Daniel Ricciardo (AUS/Red Bull) a 19.682

6. Felipe Massa (BRA/Williams) a 21.493

7. Nico Hülkenberg (ALE/Force India) a 25.860

8. Sergio Pérez (MEX/Force India) a 34.343

9. Max Verstappen (HOL/Toro Rosso) a 35.229

10. Romain Grosjean (FRA/Lotus) a 37.934

11. Pastor Maldonado (VEN/Lotus) a 38.538

12. Marcus Ericsson (SUE/Sauber) a 40.180

13. Carlos Sainz (ESP/Toro Rosso) a 48.772

14. Jenson Button (GBR/McLaren) a 49.214

15. Alexander Rossi (USA/Manor) a 2 vueltas

16. Will Stevens (GBR/Manor) a 2 vueltas

- RETIRADOS: VUELTAS

Felipe Nasr (BRA/Sauber) 57

Sebastian Vettel (ALE/Ferrari) 50

Kimi Raikkonen (FIN/Ferrari) 21

Fernando Alonso (ESP/McLaren) 1

Vuelta rápida: La 67 de Rosberg en 1:20.521 a 192,426 kms/h.

Mundial de pilotos:

1. Lewis Hamilton 345

2. Nico Rosberg 272

3. Sebastian Vettel 251

4. Valtteri Bottas 126

5. Kimi Raikkonen 123

6. Felipe Massa 117

7. Daniil Kvyat 88

8. Daniel Ricciardo 84

9. Sergio Pérez 68

10. Max Verstappen 47

11. Romain Grosjean 45

12. Nico Hülkenberg 44

13. Felipe Nasr 27

14. Pastor Maldonado 26

15. Carlos Sainz 18

16. Jenson Button 16

17. Fernando Alonso 11

18. Marcus Ericsson 9

19. Roberto Merhi (ESP/Manor) 0

20. Alexander Rossi 0

21. Will Stevens 0

Mundial de constructores:

1. Mercedes 617 puntos

2. Ferrari 374

3. Williams 243

4. Red Bull Racing 172

5. Force India 112

6. Lotus 71

7. Toro Rosso 65

8. Sauber 36

9. McLaren 27

10. Marussia 0

Próxima prueba: Gran Premio de Brasil, del 13 al 15 de noviembre en el Autódromo José Carlos Pace de Interlagos, en Sao Paulo.