Fórmula 1

- Juan Manuel Fernández Pellón

Rosberg gana en Australia, Alonso cuarto

En una carrera con numerosos abandonos, entre ellos la del poleman Lewis Hamilton y del actual campeón del cundo Sebastian Vettel, fue Nico Rosberg quien se llevó el triunfo con una gran diferecia sus rivales (24 segundos).

La primera carrera de la temporada, disputada en el circuito australiano de Albert Park, se ha saldado con victoria para Nico Rosberg. El piloto alemán se ha quedado defendiendo en solitario el honor de Mercedes, después del prematuro abandono que ha sufrido su compañero Lewis Hamilton, por un problema en el motor de su monoplaza. Y el germano no ha dejado escapar la oportunidad de ganar el primer Gran Premio de la temporada, y situarse así al frente del Mundial.

Dos jóvenes pilotos, Daniel Ricciardo y Kevin Magnussen, han sido las grandes sorpresas del fin de semana, al situar su Red Bull y su McLaren, respectivamente, en segunda y tercera posición de la carrera de hoy. Al menos en pista, ya que tras la carrera el australiano fue descalificado al superar su monoplaza el flujo de 100 kg de gasto de combustible, con lo que todos los clasificados detrás han ganado una posición.

El otro piloto de la escudería de Woking, Jenson Button, ha cruzado la bandera a cuadros en cuarto lugar –tercero tras la mencionada descalificación–, seguido del Ferrari del español Fernando Alonso, que ha escapado a los problemas e incidentes que han protagonizado la carrera de hoy para salvar su posición de salida en pista.

Valtteri Bottas se ha clasificado quinto al final, a pesar de un pinchazo, por delante de Nico Hulkenberg, Kimi Raikkonen y los Toro Rosso de Jean-Éric Vergne y Daniil Kvyat, octavo en su debut en Fórmula 1. El finlandés de Williams, rapidísimo, ha sido el único piloto de su escudería que ha logrado completar la carrera de hoy, ya que su compañero Felipe Massa ha sido embestido en los compases iniciales del Gran Premio.

Tampoco han podido finalizar la carrera Sebastian Vettel, con problemas en la electrónica de su Red Bull, y los dos monoplazas de Lotus y Caterham.