Fórmula 1

- Kevin Muñoz

Raikkonen se da una última alegría ganando en Austin

El finlandés, en sus últimas carreras con Ferrari, vence el Gran Premio de Estados Unidos y aplaza el alirón de Hamilton. Carlos Sainz termina séptimo y Fernando Alonso abandona por un toque.

Como en los viejos tiempos. Desde el Gran Premio de Australia de 2013 no ganaba Kimi Raikkonen una prueba del Mundial de Fórmula 1. Hoy, en el Circuito de las Américas, el finlandés ha puesto fin a su sequía imponiéndose de forma magistral.

‘Iceman’ ha empezado de la mejor manera posible, con una buena salida que le ha permitido adelantar al poleman Lewis Hamilton. Después, la estrategia a solo una parada de Ferrari le ha dado la ventaja para mantenerse al frente de la clasificación hasta ver la bandera a cuadros, eso sí, tras soportar la presión de un sorprendente Max Verstappen y del propio Hamilton.

El holandés de Red Bull ha sido el otro gran protagonista del día. Partiendo desde la 18ª posición ha remontado hasta el segundo cajón del podio, llegando en poner en apuros a Raikkonen y defendiéndose con maestría del ataque final de Hamilton.

El piloto británico de Mercedes no ha podido cantar el alirón en Austin. Durante muchas vueltas ha sido pentacampeón virtualmente, pero la tercera plaza final unido a la cuarta posición de Sebastian Vettel han retrasado, como mínimo, el quinto título del inglés hasta el próximo Gran Premio de México.

Buena carrera de Carlos Sainz. El español ha finalizado séptimo, justo por detrás de su compañero de equipo Nico Hulkenberg, pese haber recibido una polémica penalización de cinco segundos por haber utilizado el exterior de la pista en el momento de la salida. Pese a ello, gran actuación del madrileño.

Mucho peor le han ido las cosas, otra vez, a Fernando Alonso. Saliendo desde la 14ª plaza, el asturiano se ha tocado con el Williams de Lance Stroll, que no le ha dado opción a continuar al dejar muy mal parado su McLaren.