Fórmula 1

- Kevin Muñoz. Fotos: Sutton Images.

Pole para Vettel y primera línea para Ferrari

Doblete de la escudería italiana, el alemán ha batido por sólo 59 milésimas de segundo a su compañero de equipo Kimi Raikkonen. Los españoles no entraron en la Q3.

Desde el Gran Premio de Francia de 2008 la Scuderia Ferrari no lograba copar la primera línea de la parrilla de una carrera de Formula 1. La racha se ha roto hoy, en el circuito de Sochi después de que Sebastian Vettel se haya alzado con la pole position seguido de Kimi Raikkonen.

El tetracampeón alemán ha certificado lo visto en las sesiones de entrenamientos libres y ha dejado patente que el monoplaza italiano está un paso por encima de los Mercedes en el trazado ruso. Vettel ha conseguir in extremis el mejor crono en su segundo intento en la Q3, precisamente siguiendo la estrategia de dar dos vueltas lanzadas para calentar los neumáticos como hacen las ‘Flechas de Plata’. Su compañero finlandés ha optado por jugárselo todo a una carta en los últimos minutos y un error en la última curva no le ha permitido mejorar su tiempo, teniendo que conformarse con la segunda plaza.

Tras los Ferrari, tercero ha sido Valtteri Bottas. El finlandés de Mercedes ha sido la mayor amenaza para los coches italianos y a punto ha estado de arrebatarle la pole a Vettel. Cuarto después de haber sobrecalentado sus neumáticos en el último sector, ha terminado Lewis Hamilton. El británico no acaba de encontrarse cómodo en la pista de Sochi y por segunda carrera consecutiva partirá por detrás de su compañero de equipo.

Sin rumbo a nada, McLaren-Honda sigue desesperando a Fernando Alonso | SUTTON
Sin rumbo a nada, McLaren-Honda sigue desesperando a Fernando Alonso

La sesión de clasificación no ha sido la mejor para los pilotos españoles. Carlos Sainz se ha quedado a un paso de superar el corte para entrar en la Q3. El madrileño ha registrado el undécimo mejor crono y mañana saldrá desde la 14ª plaza por la penalización de tres puestos en parrilla que arrastra de su incidente con Lance Stroll en el pasado Gran Premio de Bahréin.

Por su parte, Fernando Alonso sigue mostrándose abatido ante el escaso potencial de su McLaren-Honda. El asturiano ha entrado en la Q2 – su compañero Stoffel Vandoorne no ha podido – pero poco más ha podido hacer con un MCL32 que pierde cerca de dos segundos en las rectas del circuito ruso. Mañana, el bicampeón mundial partirá desde la 15ª posición, justo por detrás de su amigo Carlos Sainz.