Fórmula 1

- Sport

Hasta siempre, Niki

A los 70 años, ha fallecido Niki Lauda, de los pilotos más grandes de Fórmula 1, tres veces campeón del mundo y una de las leyendas más icónicas de todos los tiempos.

Con un legado digno solamente te los grandes campeones, Niki Lauda se ha ido definitivamente, dejando tras de sí toda una historia de éxitos, tanto deportivos como humanos.

El que tantas veces esquivó a la muerte, no ha podido ganar su última batalla, y se ha ido definitivamente con 70 años después de haberse recuperado de varios transplantes, el último de ellos de pulmón el verano pasado.

"Con gran dolor anunciamos que nuestro querido Niki ha fallecido apaciblemente el 20 de mayo de 2019, rodeado de su familia", comunicaron los allegados del piloto, empresario y actual consejero del equipo Mercedes.

Lauda se había sometido el pasado verano a un trasplante de pulmón que le obligó a estar hospitalizado varios meses, y el pasado mes de enero tuvo que volver a ser internado a causa de una gripe que contrajo durante las navidades anteriores en Ibiza (España), donde el ex piloto tenía su segunda residencia.

"Sus logros únicos como deportista y como empresario son y serán siempre inolvidables. Su dinamismo inagotable, su rectitud y su valentía serán un modelo y una referencia para todos nosotros", recordó su familia en la nota en la que anunció su muerte.

Lauda ya había sido sometido a sendos trasplantes de riñón en 1997 y 2015, en este último caso gracias a la donación del órgano por parte de su entonces novia y ahora viuda Birgit.

Como corredor fue unos de los pilotos más legendarios de la historia de la Fórmula 1, no solo por sus éxitos (campeón en 1975, 1977 y 1984), sino por el estilo de competir y su carácter fuera de los circuitos.

Hasta siempre, Niki, D.E.P.