Fórmula 1

- Kevin Muñoz

McLaren, seis años de sequía

El equipo británico correrá hoy en Interlagos, escenario de su última victoria en Fórmula 1 de la mano de Jenson Button.

Mucho tiempo ha pasado ya desde aquel Gran Premio de Brasil de 2012. En la carrera donde Fernando Alonso se quedó a un paso de lograr su tercer título mundial – que caería a favor de Sebastian Vettel y Red Bull -, la formación de Wooking cosechó la que es, hasta hoy, su última victoria en la Fórmula 1.

En una carrera marcada por las condiciones cambiantes y los múltiples accidentes, Jenson Button se llevó el gato al agua – nunca mejor dicho-, demostrando una vez más por qué era un auténtico maestro de las pruebas sobre mojado.

El inglés dominó de cabo a rabo la carrera y dio un triunfo a McLaren que en ese momento no se antojaba tan histórico y crucial para la historia del entonces equipo dirigido por Ron Dennis.

Seis años después, el palmarés victorioso de McLaren sigue intacto y, lo que es peor, habiendo tirado por tierra toda su reputación con unas temporadas terribles, primero con Honda y este año ya sin los japoneses como socios.

Lo más lamentable de todo es que en esta interminable sequía, el gran afectado ha sido – como en la carrera de Interlagos de 2012-, Fernando Alonso. El asturiano ha perdido sus últimos años en la Fórmula 1 paseándose y abandonando casi domingo tras domingo con unos monoplazas que poco tenían que ver con la fiabilidad y, sobre todo, velocidad de los McLaren de antaño.