Fórmula 1

- Enrique González

A Max le están dando por todos los lados

No fue su día, sin duda. Max Verstappen pensaba liarla gorda en casa y, claro que la lió, pero al revés. Paso de héroe a villano nada más arrancar el GP de Bélgica al provocar una maniobra en la curva 1, tras darse la salida, cuando menos discutible, que se llevó por delante la carrera de los dos Ferrari. También la suya, pues nada más que pudo ser decimoprimero, un fuerte varapalo después de haber conseguido una meritoria segunda plaza en la parrilla y correr ante su público.

Tanto Kimi Raikkonen como Sebastien Vettel no ahorraron críticas hacía un piloto que comienza a ser muy cuestionado por sus rivales. El piloto alemán no dudo en decir que "debemos hablar y respetarnos,  la parrilla no está contenta con su forma de actuar"

Por su parte, Kimi afirmó que "seguro habrá un accidente tarde o temprano si no cambia su forma de pilotar".

Veremos a ver lo que ocurre el próximo fin de semana en el GP de Italia. El paddock, desde luego, está que arde.