Fórmula 1

- Redacción

Marussia se defiende contra las acusaciones de algunos medios

El equipo se siente “conmocionado y enojado” por las palabras de quienes les acusan de instar a Jules Bianchi a que no redujese la velocidad, a pesar de las banderas amarillas, antes del accidente en Suzuka.

El equipo Marussia ha desmentido hoy rotundamente, a través de un comunicado, las informaciones que publicaban ayer –14 de octubre– algunos medios sugiriendo que habían dado orden a Jules Bianchi de acelerar, justo antes del accidente y a pesar de las banderas amarillas, para mantener a distancia a Marcus Ericsson (Caterham).

“El equipo Marussia F1 está conmocionado y enojado por estas acusaciones”, afirman en el comunicado. “En un momento en el que su piloto sigue en estado crítico en el hospital, y el equipo ha dejado claro que su máxima prioridad es la consideración hacia Jules (Bianchi) y su familia, es angustioso tener que responder a estos rumores e inexactitudes respecto a las circunstancias del accidente de Jules. Sin embargo, dado que las acusaciones son completamente falsas, al equipo no le queda otra alternativa que responderlas”.

Añaden que, por un lado, el piloto francés redujo la velocidad cuando ondeaban las banderas amarillas, “tal y como lo demuestran los datos de la telemetría” que han entregado a la FIA. Y, por otro, que nunca le dieron esa orden a su piloto, tal y como se puede comprobar en la transmisión de radio y en una transcripción, ambas pruebas, también entregadas a la FIA.

Terminan el comunicado declarando que esperan “sinceramente que, habiendo aclarado estos hechos, ahora se pueda evitar cualquier tipo de distracción de su objetivo principal en este momento, que no es otro que el de proporcionar apoyo a Jules y a su familia”.