Fórmula 1

- J.M. FERNÁNDEZ PELLÓN

María, nunca te olvidaremos

La mañana de hoy, 11 de octubre de 2013 nos hemos levantado con la triste noticia del fallecimientote María de Villota. La piloto madrileña, que en julio del año pasado sufrió un grave accidente probando un monoplaza de F1, se había convertido en un icono de superación por la manera como había afrontado su recuperación y su nueva etapa vital.

María de Villota se encontraba alojada en el hotel Sevilla Congresos de la capital andaluza, donde iba a dar una conferencia. Los servicios sanitarios recibieron una llamada sobre las 7:00 de la mañana y a pesar de sus intentos por reanimarla, no lo lograron.

Ante el inicial desconcierto que ha cundido en todos los medios de comunicación la familia ha emitido un rápido comunicado confirmando la lamentable noticia: "Queridos amigos: María se nos ha ido. Tenía que ir al cielo como todos los ángeles. Doy gracias a Dios por el año y medio de más que la dejó entre nosotros. Fdo. Familia Villota".

Las muestras de condolencia ante la noticia no han parado de surgir, tanto en las redes sociales como en las intervenciones de distintas personalidades en los medios de comunicación.

María de Villota nació en Madrid el 13 de enero de 1980. Sufrió en julio de 2012 un grave accidente tras el cual perdió un ojo. María tenía previsto pronunciar una conferencia dentro del sexto congreso 'Lo que de verdad importa', una iniciativa dirigida a jóvenes universitarios y preuniversitarios en la que los ponentes cuentan experiencias impactantes. El día anterior realizó un ensayo y se encontraba en perfecto estado.

Precisamente este lunes iba a presentar su libro: “La vida es un regalo”, un relato sobre todo lo que le había sucedido en este último año y medio y que ahora quedará como su obra póstuma con la que nos seguirá dando ejemplo de su entereza y fortaleza.

Descanse en Paz.